¿Por qué contratar a un copywriter?

Por qué contratar un copy

Lee con atención este contenido para no llenar tu proyecto de textos de 0,60 €.

 

Casi todo el mundo sabe escribir, vale. Pero las palabras que requieren una web, un correo electrónico, una carta de ventas o un anuncio tienen que ir varios pasos más allá. 

Tienen que conseguir un objetivo.

Por eso, unos buenos textos marcan la diferencia entre negocios que funcionan a nivel online y los que no lo hacen.

 

Pero, ¿qué son unos buenos textos?

 

Para cualquier producto englobado dentro de una estrategia de marketing online, buenos textos son los que se han creado en base a conocimientos de copywriting.

Sin embargo, todavía es habitual ver cómo a la hora de crear, por ejemplo, una web, aquellos que sueltan la pasta hacen más hincapié en aspectos relacionados con el diseño y la imagen visual.

 

Claro, quieren dar una buena imagen, limpia y moderna de cara al usuario.

 

Entonces llega el momento de pagar la web llena de Loren Ipsum y hay que ponerle los textos.

Lo que hacen el 88,97% es encargárselos al cuñado o sobrino de turno, que está haciendo periodismo y escribe como los ángeles. 

O delegar la tarea en el compañero que tiene aspiraciones de novelista y que “seguro que escribe unos textos que te cagas”.

Ya te adelanto que es una decisión pésima.

Básicamente es la definición de tirar el dinero a la basura.

 

Contratar a un copywriter va a suponer muchas ventajas para cualquier emprendedor, gerente o empresa que quiera tener presencia online.

 

Razones para contratar a un copywriter

Cualquier texto incluido en un medio digital y físico (web, correo electrónico, carta de ventas, ad…) tiene que cumplir un objetivo.

Este NO es:

  “que se entienda”.

  “que quede claro”.

  “que esté bien explicado”.

Eso se da por hecho. 

Un copywriter profesional y experimentado te ofrece en sus textos todo esto y mucho más.

 

El objetivo último de toda web o presencia digital no es otro que vender más. Una página, una landing, carta de ventas, un ad o un mail son herramientas de ventas.

Y para cumplir su objetivo en las páginas web, cartas de ventas o anuncios, hay muchos otros logros que la escritura debe conseguir.

Y que son exclusivos de la redacción publicitaria.

 

Puedes tener el mejor servicio o producto del mundo, pero si no tienes un copywriter que sepa cómo comunicarlo no llamará la atención del público adecuado.

Tampoco sabrá cómo transformar todas las características de este producto o servicio en los beneficios que este público está buscando para resolver sus dolores.

Y por eso, el ad no convertirá, la web o el ecommerce no conseguirá muchas ventas, ni los correos los abrirán, ni nada obtendrá el retorno esperado. 

Aunque esté todo redactado de forma muy clara y bien explicado.

 

¿Qué se gana contratando a un copywriter profesional?

 

Más tranquilidad

Revisar cada texto que ha escrito el cuñado de turno para ver si ha metido alguna gamba es un clásico y genera mucha intranquilidad.

Además, si esta revisión no la hace un copywriter, se podrán corregir faltas o gramática pero los textos seguirán sin vender, sin persuadir ni convencer.

 

Ahorro de tiempo

Quien contrata a un copywriter tiene más tiempo disponible para hacer crecer su negocio con lo que realmente sabe hacer o simplemente  disfrutar de su tiempo como le salga del chiribiqui.

El copywriting lleva tiempo de investigación, escritura y repaso de lo redactado.

El día nunca tiene suficientes horas para los empresarios, emprendedores y autónomos, pero si además tuvieran que hacer el copy de sus webs, de sus anuncios o correos, acabarían colapsando. 

Un copy te dará unos plazos de entrega para tener tus textos listos.

 

Evitar que se cometan errores comunes

Uno de los errores más habituales es no saber cómo comunicar con el público objetivo.

Un copywriter es experto en descifrar al público ideal para evitar los típicos fallos. 

En sus comunicaciones las marcas que se centran en hablar de sí mismas, olvidando que lo más importante para el usuario es: 

¡Sorpresa! ¡El usuario!

 

Ayuda a encontrar la voz de marca

Esto no es sencillo, y siendo coherente en todas las comunicaciones, se genera una mayor confianza en un negocio. Los usuarios pueden percibir la personalidad de la marca.

Un copywriter te va a asesorar para encontrar la voz de tu marca, la forma adecuada de comunicarte con tu público ideal

Si no sabes cuál es tu público ideal, te ayudará también a encontrarlo.

Y propondrá un periodo de correcciones hasta encontrar “ese punto dulce” de equilibrio entre lo que te propone y lo que tu quieres.

 

Optimiza la presencia digital en los motores de búsqueda

El SEO es una parte muy importante para todo proyecto digital.

Los copywriters saben de SEO porque la mayoría de sus textos van destinados al entorno web donde es importante comunicarse tanto con usuarios como con los buscadores.

Por eso, adaptan la escritura e introducen ciertos aspectos técnicos, sin que esto reste ni un ápice de calidad, claridad o coherencia al mensaje. 

 

Mejora el tráfico y la conversión (y puede demostrarlo)

Una web con un buen copy podrá aumentar el tráfico y persuadir a los usuarios para que cumplan con un objetivo establecido.

Contratar a un copywriter es sinónimo de mejorar la conversión. 

De hecho, se puede saber “a pies juntillas” lo que ha generado cada anuncio, landing page o carta de venta.

Son profesionales que conocen las herramientas para medir los resultados de las visitas, conversiones, etc.

De hecho, suelen hacer mediciones y capturar imágenes de cómo era y estaba el proyecto antes de empezar su trabajo, y cómo ha quedado, para que sepas al milímetro, el resultado de tu inversión.

Si no se trata de un proyecto ya existente, este nuevo lanzamiento tendrá unas garantías de, al menos, contar con un mensaje persuasivo y enfocado a la venta.

 

Si quieres que tu web, anuncios, correos y textos consigan su objetivo, contrata a un copywriter

Como conclusión, contratar a un copywriter puede ser la diferencia entre conseguir los objetivos de una estrategia de marketing digital o no.

Es un profesional preparado para llevar a cabo una investigación profunda, que permite conocer mejor a la competencia y comprender mejor la psicología del cliente.

Es un experto en detectar fallos y oportunidades que pueda haber en el mercado, estacionalidades a la hora de la venta, problemas legales, y un largo etcétera.

 

Sobre todo lo que debe saber un copywriter, así como las empresas que pueden necesitar uno (todas aquellas con la más mínima presencia en Internet) tengo una newsletter.

En ella doy consejos cada día, para que los textos de tu web, o de la web de tu cliente, no sean de 0,60 el kilo.

Unos textos de 0,60 son unos textos malos. Como el gran dúo “Ojete Calor” define en su temazo del mismo nombre.

Y si no quieres tener una imagen digital llena de frases básicas, obviedades y circunloquios, hazte un favor, ¡contrata a un copywriter¡