Cómo contar buenas historias

Como contar buenas historias

Aprende a trabajar el storytelling para escribir historias memorables que generen cambios en tu audiencia.

 

¿Qué tienen en común Martin Luther King Jr, la Madre Teresa de Calcuta, Nelson Mandela o Ghandi?

Todos ellos aprovecharon el poder de las historias para que su discurso fuese memorable.

Porque sabían que, como seres humanos, no podemos resistirnos a una buena historia.

Es algo demostrado. Un hecho.

Desde hace más de 100.000 millones de años la especie humana ha salido adelante a través de las historias.

Desde las primeras pinturas rupestres, a las culturas y sociedades”ganadoras” (ya sabes que la historia la han contado los ganadores), los imperios,… todo lo que sabemos hoy se ha transmitido en forma de historia.

Como especie, nuestro cerebro está diseñado para que salte una alarma y se encienda la actividad neuronal cuando escucha una historia.

¿Cómo podemos utilizar las historias en nuestro día a día? ¿Y para qué?

Para vender más, para enganchar a la audiencia a la que te diriges con un anuncio, para cautivar a tus clientes y que recuerden tu producto o servicio, etc.

Para todo ello y mucho más, el storytelling es un arma indispensable.

Porque la mejor forma de hacer que una información llegue, cale y se recuerde es a través de una historia.

 

Un Aló, copywriter que es una tremenda clase de Storytelling 

Si quieres profundizar más en un tema tan apasionante y necesario para mejorar tus prestaciones como copywriter, te recomiendo la entrevista que hice a César Castro, y que puedes ver íntegra aquí.

En ella, este profesional del storytelling estratégico, nos cuenta cómo enseña a CEO´s, directivos, empresarios y emprendedores a cautivar a su audiencia y mejorar sus habilidades comunicativas gracias a las historias.

En el mundo corporativo, los gerentes y altos ejecutivos que quieren implementar algún cambio cultural, organizacional o de transformación digital, tienen la necesidad de aprender cómo comunicar mejor.

A la hora de comunicar hay que lograr despertar en el receptor emoción y entusiasmo si quieres generar un cambio.

Cuando tú comunicas un mensaje a tu cliente o cuando escribes un anuncio también estás tratando de conseguir en los receptores de tu copy un cambio.   

Los grandes líderes de la historia de la humanidad como Martin Luther King Jr., la Madre Teresa, Mandela o Gandhi fueron personajes inspiradores que generaron cambios en su audiencia.

Además de buenos comunicadores eran excelentes contadores de historias. 

No solo para generar cercanía y conexión, sino para persuadir a la audiencia de la necesidad de un cambio.

Del mismo modo que ellos tú como profesional tienes que elaborar día a día para ti mismo o para tus clientes mensajes que se recuerden en el tiempo, que capten la atención del público, que influyan.

¿Y cómo se consigue esto? A través de la emoción.

Para influir en la acción, para generar cambios en las personas, la información debe ir acompañada de una historia que genere emoción.

Los seres humanos no cambian su conducta solo por recibir cierta información, solo cambiamos cuando nos impacta y nos genera emoción. Esa es la clave para contar historias que despierten un verdadero cambio en los lectores.

Si los seres humanos solo necesitáramos información para cambiar nuestra conducta nadie fumaría, bebería, etc. 

Para que esta información realmente se recuerde, se asimile y genere una modificación de la conducta debe lograr emocionar, ¿lo pillas?

 

Y con estos “vicios” el marketing lo ha tenido clarísimo a lo largo de la historia vendiendo un estilo de vida o un personaje muy masculino como el vaquero de Marlboro.

Tienes información del producto y emoción. Estos dos elementos se conectan a través de la historia. La historia es el vehículo, el pegamento para conectar historia y emoción.

 

Aprendiendo cómo descubrir una fuente eterna de historias y a enganchar con ellas

Si quieres acabar con el bloqueo en tu ámbito profesional para contar tu historia o de encontrar las adecuadas para enganchar y persuadir, hazte un favor a ti mism@ y sigue leyendo los siguientes párrafos.

Voy a decirlo clarinete: A contar historias se enseña mal. Y punto.

Fuera de coña, en ninguna escuela de negocios, carrera o formación de marketing e incluso publicidad o periodismo se enseña a contar historias.

Al menos historias capaces de persuadir y enganchar.

Además, hemos asimilado malamente lo que es una buena historia. El cine tiene gran parte de culpa, porque a menudo nos ha mostrado historias sensacionales.

Miles de millones de historias de cómo alguien sobrevive a un accidente de avión, tiene que cortarse un miembro para salvar la vida o saltar de un edificio en llamas.

Todo esto, incluso llevar un anillo al Monte del Destino y tirarlo en un mar de lava son historias sensacionales.

Estas historias están muy bien para entretener, hacerte desconectar, etc. Sobre todo si se trata de grandes producciones cinematográficas.

Pero a la hora de enganchar en un discurso, en una carta de ventas, un email o un anuncio, debes tener clara una clave indispensable.

Para ser exitoso con tus historias, para enganchar y persuadir, NO necesitas historias sensacionales. 

¡BOOM!

(¿Cómo te has quedado?)

Incluso pueden llegar a ser contraproducentes. (Badaboom).

Piénsalo.

Sobrevivir a un accidente, presenciar una situación límite que te permite convertirte en alguien muy conocido son situaciones con las que difícilmente puedes generar una historia capaz de enganchar emocionalmente a la audiencia porque a ellos nunca les ha pasado nada similar.

 

Cómo hacer que una historia enganche más que la droja

Lo más importante para que una historia tenga éxito es que sea simple y sincera, no sensacional.

Si tienes una historia sensacional, perfecto, siempre podrás sacarle partido de una u otra forma.

Pero las historias simples y sinceras son las que hacen que la gente se sienta identificada.

¿Por qué? Agárrate que aquí va otro gran BADABOOM.

Porque la gente, tu audiencia (un cliente, un alumno, un prospecto) lo que quiere no es escuchar la historia que tú le cuentas, sino su propia historia a través de la tuya.

¿Lo entiendes?

A través de la historia que tú cuentas, el receptor del discurso, la carta o lo que sea, asimila su propia historia. Se convierte inconsciente y automáticamente en protagonista.

Nuevamente, es algo humano, una condición psicológica de nuestra especie.

Cuando vas andando por la calle tú eres el protagonista. La única realidad que percibes es la tuya y el 98% del día estás pensando en ti mismo.

Entonces, ¿cómo logro cautivarte con una historia y engancharte?

Cuando cuento tu historia a través de mi historia. Una historia espejo.

La gente quiere escuchar su propia historia a través de las que tú les cuentes.

“Eso me pasa a mí también” ese es el clic que tienes que buscar con las historias que uses para persuadir, enganchar o captar la atención.

Y cuando digo tu historia, me refiero a las historias que tú escojas para contar, no a la tuya propia en concreto, al menos en un principio.

Una vez que has influido, has aportado valor, has cautivado, la audiencia sí querrá saber de tu propia historia para ver en qué puntos pueden encontrar similitudes, pero una vez ya se ha creado la conexión.

“Esto también te ha pasado a ti” Es el perfecto anclaje, para que la gente recuerde la historia y la solución que le propusiste.

Aumentas la posibilidad de que tu mensaje sea recordado más de 20 veces cuando cuentas la información con una historia con la que ellos se puedan sentir identificados.

 

Las historias en el storytelling estratégico

Cuando cuentes una historia asegúrate de que la solución es lo que aprendió el protagonista.

El aprendizaje es cómo eso que aprendió el protagonista se aplica al caso de tu audiencia en concreto.

Cuando usas una historia que les emociona, como un vehículo para ofrecer a la audiencia un aprendizaje útil para ellos, que van a poder aplicar en su vida y les va a ayudar de manera inmediata, ahí es cuando esa historia es realmente memorable.

Solo así se puede generar un verdadero impacto, un cambio en el marco de pensamiento del receptor del mensaje.  

Si quieres seguir aprendiendo sobre historias y cómo convertirlas en el mejor vehículo para persuadir a tu audiencia, te recomiendo que te suscribas a mi newsletter atípica.

Aquí abajo, tienes la cajita para hacerlo ahora mismito. Te veo en tu email.

Los 5 mejores podcasts sobre copywriting

podcast sobre copywriting

¿Buscas algo para escuchar y aprender en tus ratos muertos mientras conduces, haces deporte o cocinas? Esta es mi selección 100% libre de humo.

 

Si te dedicas al copywriting o al marketing, seguramente seas un asiduo oyente de podcasts.

En caso de no ser así, deberías.

Si quieres obtener consejos, ideas e inspiración en los ratos muertos, o mientras haces algo que no requiere excesiva concentración, los podcasts son la mejor herramienta para ello.

Además, estos programas están repletos de valor.

Enlazando con el artículo sobre el curso de copywriting más barato de la historia, escuchar estos podcasts es el bonus perfecto para complementar tu formación en marketing y redacción publicitaria.

 

En todos ellos, profesionales con carreras en el mundo del marketing y la publicidad te cuentan los secretos, técnicas y anécdotas que han vivido a lo largo de su camino. Además, traen invitados relevantes, hablan de nuevas herramientas para el trabajo, etc.

A través de los éxitos y fracasos de otros profesionales de tu sector, puedes aprender mucho. Y si encima son tan simpáticos y cachondos como alguno de los presentadores de estos programas, puedes pasar, además, un rato buenísimo.

 

Sobre marketing hay material bueno y abundante. Aquí te dejo mis cinco recomendaciones particulares de los que, a mi juicio, son los mejores podcasts sobre copywriting.

 

Los 5 mejores podcasts para aprender copywriting

 

The Pete Godfret Persuasion Show

Presentado por Pete Godfret, si te gustan las ventas, los trucos de persuasión y aprender a motivar con tus palabras, este es uno de los mejores podcasts sin duda para ello aunque está en inglés.

Desarrollar una sucesión de píldoras y consejos ganadores para crear y escalar tu carrera como copywriter.

 

The Copywriter Club Podcast

En este podcast en inglés aprendes a ver tu negocio desde una perspectiva distinta, para que descubras todas las posibilidades de crecer.

Te da la oportunidad de conocer los éxitos y fracasos de algunos de los copywriters más relevantes del panorama estadounidense.

Sus técnicas, formas de paquetizar productos, servicios, experiencias en lanzamientos, consejos para redactar cartas de venta asesinas y todos los secretos para mejorar tu storytelling.

 

Créeme lo que te digo

Centrado totalmente en el mundo de la persuasión, trata una amplia variedad de temas enfocados a mejorar las habilidades comunicativas de la audiencia para influir e impactar en los demás.

Es un podcast que enseña todo lo necesario para aprender a comunicar convenciendo e inclinando las opiniones a tu favor y que te da ideas para poner en práctica estas enseñanzas.

Hablar en público, convencer al prójimo o cómo dominar al completo el arte de la persuasión son algunas de las perlas que nos deja cada programa de este podcast.

 

Cállate y vende

Se anuncia como el podcast de ventas nº1 en Latinoamérica. Y es que, en cada episodio se ofrecen muchos consejos, información de valor y se descubren herramientas increíbles. De verdad, que supone una ayuda inestimable para descubrir formas de generar más ingresos con tu negocio. 

El objetivo según ellos, es convertir a todos sus oyentes en mejores vendedores.

 

Quédate con el cambio 

De la mano de David Moral y Álvaro Sánchez llega el programa en el que los negocios marketeros y el humor se dan la mano

Además te empapas de una buena dosis de inteligencia, creatividad y brillantez en cada uno de sus episodios.

Reflexiones sobre la actualidad del marketing online, los negocios, el SEO, el copywriting, los funnels y mucho más.

Con una especial atención a los vendehumos a quienes desenmascaran en lo que ya se ha convertido en un acontecimiento anual dentro del sector: el Ránking de Vendehumos. 

Esencial si quieres hacerte rico en tiempo y dinero. Sin duda, un podcast imprescindible. 

 

Podcast para aprender las claves del copywriting y mucho más

En estos programas encontrarás valor a raudales en cada episodio, humor, anécdotas, ideas y reflexiones sobre tu sector. Es cierto que te he recomendado dos en inglés, pero realmente su valor me impide dejarlos de cualquier recomendación de los mejores podcast sobre copywriting.

Como todos estos podcast pero en formato de correo electrónico diario que llega a tu bandeja de entrada, tengo una newsletter a la que te puedes suscribir para recibir valor y consejos sobre copywriting. Aquí abajo está la cajita. 

Por qué un copywriter no puede saber solo de copywriting

Por qué un copywriter no puede saber solo de copywriting

Para ser un buen copywriter tienes que escribir bien, pero sin lo que te cuento aquí, todos tus trabajos quedarán cojos. Estas son las habilidades extras más importantes.

Hoy vamos con las habilidades que complementan el copywriting y que necesitas para considerarte un profesional más completo y competitivo.

 

Porque un copywriter tiene que saber, además de copywriting, mucho más si de verdad quiere hacer algo en un sector que crece y evoluciona cada día.

 

En esta profesión tienes que ser, además:

  • Un comercial.
  • Un director ejecutivo.
  • Un experto en atención al cliente.
  • Un creativo.
  • Un estratega.

 Entre otras muchas cosas.

 

¿Qué tiene que saber un copywriter además de copywriting?

 

La creatividad y la capacidad de comunicación son imprescindibles. Pero también necesitas habilidades de investigación y edición de primer nivel, tienes que saber de SEO, de emociones, de funnels, de estrategia etc.

 

El copywriter no tiene porqué saber redacción de contenidos y un redactor de contenidos no tiene porqué saber de copywriting.

Pero el profesional que controle las dos áreas, será el que se lleve el gato al agua.

 

Es como comparar una lima de uñas y una navaja suiza.

 

Yo me quedaría con la navaja suiza. No sé tú.

 

Por eso, si eres copywriter estas son las habilidades que debes tener para convertirte en una súper navaja suiza con tu propia personalidad y no quedarse en una simple lima de uñas.

 

La estructura T en Copywriting

 

La Estructura T en copywriting y marketing en general te convierte en un profesional mucho más valioso y reconocido.

Así puedes abarcar un espectro más amplio en el tipo de trabajos que puedes realizar y sobre todo, los problemas que puedes solucionar.

 

El profesional con una buena Estructura T tiene una comprensión básica de todas las partes destacadas del marketing:

  • SEO.
  • Copywriting.
  • Embudos o Funnels.
  • Redes Sociales.
  • Campañas de influencers.
  • Post para Blog
  • Marketing de Contenidos, etc.

Pero solo domina a la perfección una de ellas. Aun así, es capaz de crear una estrategia de marketing cohesiva a lo largo de todas las etapas de consciencia del usuario y tiene experiencia y dominio en varios aspectos distintos. 

Por ejemplo:

  • Redactores de contenido que también controlan de SEO y campañas en FB ads
  • Traffickers que además saben de copywriting y edición de vídeo.
  • Diseñadores gráficos que dominan el marketing de respuesta directa, y el copywriting para campañas de ads y emails.

 

Para entender la Estructura T, puedes visualizarla así:

La parte horizontal de esta letra, son las habilidades que se dominan en mayor o menor medida relacionadas con el marketing.

La parte vertical se va completando con el grado de dominio que tienes de esas habilidades.

 

Poniendo en el centro de la parte vertical tu principal habilidad (redacción de contenidos, compra de tráfico y diseño en el ejemplo), y rodeándola del resto de habilidades que tienes, aunque no a un nivel tan profundo como la principal, encontrarás tu Estructura T.

 

En copywriting, se conoce como full-stack digital writer al copywriter con que se ha desarrollado siguiendo la estructura T.

Recuerda, no son especialistas en todas las facetas que dominan, solamente en una o dos como mucho, en ocasiones tres. Y el resto las conocen lo suficiente como para ayudar a un cliente en una estrategia de marketing prácticamente al completo.

Por eso los marketeros con Estructura T o full-stack marketers son tan valiosos para cualquier negocio.

 

Cómo ser un copywriter con estructura T o full-stack digital writer

 Para convertirte en copywriter con Estructura T debes adquirir una comprensión general de los principios básicos de marketing en casi todos sus ámbitos.

Lo normal es partir de una habilidad que ya dominas, desarrollada durante años, con métricas y casos de éxito para acreditarlo.

Luego planteas la cuestión: ¿qué facetas del marketing me tocan más de cerca y soy peor en ellas?

 

Si eres copywriter pero no entiendes la automatización y configuración de las campañas de Ads, o un redactor de contenidos alérgico a Photoshop, o Community Manager que comete errores gramaticales, ahí tienes tu filón.

Se trata de conseguir el máximo conocimiento posible en el mayor número de disciplinas del marketing manteniendo siempre una mayor profundidad en una determinada área de especialización (redacción, compra de tráfico y diseño en los ejemplos).

 

Desnudando al copywriter total

Con la digitalización del contenido, ha cambiado la forma de escribir, fusionando distintas disciplinas de escritura con nuevos soportes para la información.

 

Siempre hemos tenido:

  • Especialistas en SEO que producen textos con la única intención de posicionar su contenido.
  • Copywriters enfocados en la persuasión y la venta, capaces de convencer al usuario de que realicen una determinada acción (compra, suscripción, dejar el mail, etc.)
  • Redactores de contenido que dominan el Storytelling, y cuentan historias que atraen al usuario y le entretienen a la vez que lo educan.

 

Aglutinando todas estas habilidades, tendremos un copywriter con una buena Estructura T, o lo que también se puede conocer como full-stack digital writer.

 

Un full-stack digital writer redacta contenidos geniales que enganchan, entretienen y enseñan algo, generalmente en base a una historia, con un objetivo en mente.

Unos contenidos hechos teniendo en cuenta nociones de SEO, y SEO-Onpage, búsqueda de Kw, estructura del texto en H1, H2, H3, etc.

Si además se ha currado unas imágenes y para acompañar al artículo y compartir en Redes Sociales genial, estamos ante un pedazo de copywriter con Estructura T.  

 

Este copywriter crea considerando todos los ángulos posibles de un contenido:

  • Palabras clave
  • Estructura de los contenidos óptima para motores de búsqueda
  • Normas ortográficas
  • Interés para el usuario
  • Fórmulas de persuasión

 

Este contenido debe posicionar, atraer, convertir y entretener.

 

El objetivo es que el usuario responda con una determinada acción y lo comparta en rrss, aprenda, sea persuadido y lo encuentre fácilmente en buscadores.

 

Y hablando sobre contenidos que persuaden y textos con historias de las que aprender, tengo una newsletter muy interesante.

Te invito a suscribirte y empezar a recibir cada día consejos para conseguir esas habilidades que complementan al copywriting y te convertirán en el copywriter total. 

Esto NO es copywriting

Esto NO es copywriting

Si estás haciendo algunas de las cosas que escribo aquí, deja ahora mismo de llamarte copywriter.

Ellos se rieron cuando les dije que era copywriter, pero cuando comencé a escribir…

 

¡Se rieron con más razón todavía!

Y entonces me dijeron señalando: ¡redactor de contenidos!

 

Así es, que esta pequeña performance/homenaje/herejía al maravilloso anuncio que John Caples escribió en 1926, sirva para ilustrar lo que hoy vengo a contarte.

Porque creo que es necesario, llegados a este punto, aclarar qué NO es copywriting. Esta profesión que tanto respetamos y que, quizás por la manía de referirnos a ella en inglés, le estamos quitando algo de sabor.

Parece que no se está usando con la propiedad que merece para diferenciar a quienes están haciendo copywriting de los que están redactando contenidos.

Vaya por delante que no tengo absolutamente nada en contra de los redactores de contenidos. Los admiro profundamente por su creatividad, paciencia y capacidad.

Admirables sólo aquellos que sean profesionales serios porque también ahí hay vendehúmos sacacuartos que, como en todo nicho, se dedican a vender densas nubes de humo en vez de contenido de calidad.

Pero bien es cierto que, como queremos entre todos conseguir un mercado con clientes más maduros que contraten nuestros servicios como juntaletras profesionales. 

Tenemos que educar.

Los términos copywriting y redacción de contenidos a menudo se malinterpretan y aunque puede que existan ciertos puntos que parecen comunes, son muy diferentes, y en ningún caso un término es sinónimo de otro.

Copywriting vs redacción de contenidos

La mayor distinción entre copywriting y redacción de contenidos es su propósito: el copy implica escribir para vender, mientras que la redacción de contenidos informa, entretiene y engancha al lector.

Se hace así para lograr que el lector siga leyendo y que “se enamore” de la marca (un término demasiado trillado, pero es así). 

Para que aguante más tiempo leyendo un post, y salte de uno a otro, para que su contenido sea de utilidad mientras Google nos premia por ello haciéndonos subir en las SERPS. 

Pero no para vender. No para convertir.

Por eso, cualquiera que busque contenido para su página web, debe aprender a diferenciar entre un copywriter y un redactor. Los dos son clave y de de gran utilidad, pero en partes bien diferenciadas del proyecto que se tenga entre manos.

Fallar en esto es tirar tiempo y dinero a la basura.

O ganarte un sitio en un Destripando Copys.

A la hora de contratar a un redactor de contenidos o a un redactor publicitario, es importante que sepas cómo se diferencian estos papeles porque cada uno tiene sus propios objetivos y desafíos.

Un resumen rápido sería:

  1. Para el blog de tu web, un redactor de contenidos.
  2. Para las páginas que impliquen una acción del usuario, un copywriter.

¿Copy creativo o copywriter de respuesta directa?

Un copywriter es lo que en castellano se llamaría redactor publicitario.

Esta figura se define como un experto en persuasión, que utiliza el lenguaje, la creatividad y las palabras para convencer a los potenciales clientes o usuarios a que realicen una acción concreta: rellenar el formulario, suscribirse a la lista de correo, descargar el Lead Magnet, comprar, recordar la marca, pensar que es mejor que la competencia, etc.

Y no solo eso, dentro del copywriting hay dos tipos de profesionales que se encargan de cosas distintas. 

Está el copy creativo y el copy de respuesta directa, por ejemplo.

El copy creativo es aquel capaz de resumir toda la esencia de tu marca, de una campaña o de cualquier cosa en un mensaje a través de una sola frase, en tres palabras o en un texto:

  • ¿Te gusta conducir?
  • Just Do It
  • I´m Loving It
  • El secreto está en la masa
  • La nueva profesión de tus sueños que te han estado ocultando

Todas estas perlas salieron de debajo del flequillo de algún o alguna hipster gafapasta (desde el cariño) que se clasifica como copywriter creativo y su hábitat es una agencia de publicidad tradicional.

Luego están los copywriters de respuesta directa. Dentro de este grupo estoy yo, pero también he trabajado en agencia como buena gafapasta.

En la respuesta directa, se trata de transformar personas y usuarios en consumidores/suscriptores/clientes.

Nuestro trabajo es más medible, podemos saber cómo se traduce en ventas, tenemos acceso a tasas de apertura, de respuesta, de conversión y otras métricas imprescindibles para entender qué funciona y qué no.

En este grupo nos encontramos los que hacemos email marketing, mi pasión, enviando correos con una frecuencia determinada a su lista. 

Solemos ser profesionales con menos brillantina y fama, pero que a menudo, somos los que más vendemos.

Aclarando la confusión entre copywriting y redacción de contenido

Por lo general, los redactores de contenidos suelen ser periodistas o profesionales del mundo de la comunicación reconvertidos al marketing digital a través de eso, de la redacción de post, artículos y contenido sobre todo para los blogs de diferentes webs.

Muchos también tienen idea de social media y, claro que tienen que hacer de todo: escribir sus posts, sus publicaciones, sus pies de fotos y descripciones de videos, entre otras muchas cosas.

Pero no son copys, son redactores.

Redactores, redactores digitales, redactores online… llámalos como quieras pero son redactores a fin de cuentas.

Redactores de contenido que no copywriters, ni creativos, ni de respuesta directa.

¡Ojo! No digo que no sean creativos. Por supuesto que pueden serlo. 

A menudo mucho más que los copywriters de respuesta directa, por ejemplo. Pero su especialización es la investigación y, luego, la creación de contenidos maravillosos, bien estructurados, que enganchan, etc.

Pero no son copywriters.

¿Pueden serlo? Por supuesto. Pero para ello tienen que formarse. Y mucho. 

En ventas, en psicología, en storytelling, en neuromarketing… y ¡adivina! En copywriting.

Y seguro que podrán ser estupendos copywriters, peeeeero pasado el tiempo correspondiente a su etapa de formación y de hacerse callo, trabajando en distintos proyectos.

Solo se validarán como uno de los nuestros consiguiendo ventas, consiguiendo leads, nuevos clientes, en definitiva: vendiendo a través de las palabras, haciendo puto copywriting, ¡joé!

Que al final se tiene que poner una…

Bueno, si es tu caso y llevas años, meses o días redactando contenidos, posts, artículos y quieres aumentar tus habilidades para convertirte en copywriter tengo una newsletter que es canela fina.

También te sirve si tienes un proyecto online en Loren Ipsum y quieres llenarlo de letras, pero en plan bien.

Email marketing: ¿sí o no?

Email marketing si o no

Las razones principales por las que deberías usar email marketing en tu negocio para vender sin dar la turra.

 

El email marketing es una de las herramientas más potentes para conseguir nuevos clientes y fidelizar a tus suscriptores.

Si eres copywriter tienes debes aprender todo lo que puede hacer por ti y por tus clientes una secuencia de emails bien planificada.

 

Porque tener y trabajar una lista de correo electrónico es una de las mejores formas de generar clientes potenciales, crear una comunidad, realizar ventas y aumentar las conversiones.

Pero si todavía te quedan dudas sobre si debes apostar por el email marketing, aquí tienes unos cuantos motivos.

 

Motivos para confiar en el email marketing

Es el medio más rentable

Frente a otras alternativas para conectar con tu público como:

  • Posts en RRSS
  • Anuncios pagados en RRSS o Google
  • Artículos en blogs

Los correos electrónicos son mucho más baratos, directos y rentables que cualquier otro tipo de acción de marketing digital, de pago u orgánica.

 

Con una lista de suscriptores y unos buenos emails no dependeremos de otras plataformas para llegar a clientes y conseguir ventas.

Por eso, hay que sacar a tus seguidores de las RRSS y dirigirlos a tu web, donde les ofrecerás algo de valor (lead magnet) a cambio de su dirección de correo.

 

Es la forma más natural de conectar con tus suscriptores

El email es un medio de comunicación no invasivo, no interrumpe, y te aseguras de que llega a quien lo envías, al contrario de lo que sucede con los mensajes en RRSS, artículos, vídeos, etc.

El email también es un medio profesional y claro para llegar directamente a la bandeja de entrada de las empresas, clientes potenciales y suscriptores.

 

Los usuarios se suscriben a una lista para obtener información, pero también ofertas.

Por eso podrás mostrarte natural, vender sin mostrar interés en vender en una comunidad que entiende el universo que has ido creando con tus mensajes y contenido de valor.

 

No necesitas una gran lista para que funcione

No necesitas audiencias de miles o millones, con una lista pequeña pero fiel y comprometida puedes hacer mucho.

 

Además, en el correo siempre tienes un contacto más personal e íntimo. Y si eres bueno, tienes creatividad y aportas valor, te funcionará porque tienes una lista con gente interesada en resolver alguno de sus problemas con la solución que propones.

Es un texto que te toma tiempo idear, planificar y escribir y eso el usuario lo sabe.

 

Luego, si es bueno, puede seguir leyéndote por un tiempo indeterminado y convertirse en cliente.

Ver post – Cómo construir una lista de suscriptores

 

El email marketing es una estrategia escalable y cada vez más sencilla

Al final, lograrás modular tu mente para ver historias y conexiones con la venta de tus productos o servicios, o metáforas que ilustran automáticamente enseñanzas de valor.

 

Con la práctica se obtiene la perfección hasta que redactar un correo te lleve solo unos minutos.

 

Por eso el email marketing es la herramienta más rentable en tiempo y dinero. Perfecta para conectar con tu audiencia y vender sin vender, si sabes qué necesitan y cómo puedes dárselo.

 

Te posiciona mejor que otras estrategias

El email marketing te sitúa como un referente en tu sector, permitiéndote obtener una posición más favorable a la hora de conseguir clientes.

 

Y si eres copywriter y te dedicas a trabajar tu lista, al final dependes menos de clientes y la venta de servicios, por lo que te libera mucho.

Trabajando la lista de un cliente, tendrás un arma más poderosa para ofrecerle un ROI mucho más alto.

 

Si te posicionas como una referencia en tu sector:

  • No te volverán a faltar clientes
  • No tendrás competencia, solo seguidores y como mucho, haters o imitadores.

 

Podrás encontrar tu propia voz

Con la práctica encontrarás tu estilo para comunicarte más directa y sinceramente con tus suscriptores, esto dará frescura a tus textos y te hará más original.

 

Con el email marketing puedes ser tú mismo, hacer lo que te guste, lo que te dé la gana poniendo trocitos de tu personalidad en cada correo.

 

Solo recuerda que lo más importante para cuidar tu lista de correo y que la estrategia de email marketing tenga éxito es aportar valor y entretener.

Así podrás vender en tus emails sin dar la turra.

 

Como dice Gary Bencivenga: 

“Haz tu publicidad valiosa por sí misma”.

 

El email marketing te permite mantener una conversación frecuente con tus suscriptores y la mejor forma de hacerlo es mediante historias.

Historias que aluden a los deseos, dolores, preocupaciones y sueños de las personas que los leen.

 

Estoy suscrita a muchas listas de compañeros copywriters y muchas las espero con impaciencia porque son adictivas.

Lograr eso es el objetivo último de un buen email de ventas.

 

Sobre cómo hacer un email adictivo podemos aprender mucho en la lección que Robert Cialdini publicó en su obra maestra de 1984 “Influence: The Psychology of Persuasion”. Pero esto, te lo cuento en mi newsletter.

 

En ella también encontrarás información clave para mejorar tu estrategia de email marketing.