Cómo afectará la IA al Copywriting

En este contenido analizamos si la figura del copywriter de carne y hueso tiene los días contados o si las IA nunca serán tan geniales como lo que tú puedes llegar a ser.

 

A menudo, los copywriters descubrimos, o nos asalta la publicidad, de la última aplicación/herramienta de IA para “escribir textos persuasivos” o que “redactan resúmenes”, que “regurgitan el contenido para que no sea considerado plagio”, etc. 

En esos momentos es normal pensar ¡Vaya, las máquinas van a quitarme el trabajo tarde o temprano!

Debe ser que hemos crecido con Terminator 2 y el Síndrome de Sarah Conor no es ajeno a los copywriters. Ya hay IA (Inteligencias Artificiales) para todo, incluso para realizar el trabajo por el que nos pagan.

Entonces, ¿van a acabar las máquinas con el oficio de copywriter tal y como lo conocemos?, ¿cómo afectará la IA al Copywriting? Son cuestiones que voy a resolverte en los próximos párrafos.

 

¿Realmente la IA va a cambiar el oficio de redactor y copywriter?

Sí, seguramente. Pero no en la forma catastrófica y distópica que puede que te hayas imaginado. 

En realidad las plataformas, herramientas y sistemas de IA y Machine Learning aplicadas a la redacción de textos, o en el marketing de contenidos pueden ser más una ayuda que un sustituto del profesional.

En el panorama de la redacción publicitaria, al igual que en muchas otras áreas, parece que el objetivo de la IA y el aprendizaje automático no es deshacerse del escritor humano sino ayudarlo a ser más productivo y capaz.

 

En el momento actual hay que remarcar que existen limitaciones en lo que estas herramientas pueden hacer. 

Es extremadamente difícil crear una herramienta que pueda imitar la creatividad y los matices de un escritor humano. Si bien estas herramientas ofrecen una forma rentable de producir contenido bastante básico, no pueden producir nada que sea único o de alto valor. En su mayoría, extraen contenido de todo internet, generando textos con mala gramática y con un uso antinatural de las palabras clave.

Algunas aplicaciones de IA pueden incluso recopilar accidentalmente demasiada información de otras webs, generando así contenido duplicado o plagiado en tu web, lo que perjudica muchíiiiisimo a tu posicionamiento.

 

¿Cómo una IA específica puede ayudarte con tu trabajo diario?

Si bien la IA puede hacer cosas como traducir contenido existente a nuevos idiomas para que puedas llegar a un público más amplio también falla en varias áreas. 

Para empezar, la capacidad de generar textos realmente buenos y con la profundidad lingüística prácticamente inexplicable que tiene cada jerga, cada dialecto local, cada forma de hablar en un momento concreto, es inalcanzable, al menos de momento, para cualquier IA.

Por eso, la IA puede dar cierto apoyo a los copywriters pero no puede reemplazarlos por completo.

 

Sigue leyendo para descubrir cómo la IA puede ayudarte con tu trabajo diario.

 

En marketing y más concretamente en el copywriting, donde la creatividad humana es invaluable, la mención de la IA a menudo se percibe como una amenaza, como si el papel de las máquinas fuera el de reemplazar a los copys.

Pero en realidad, el objetivo no es reemplazar la creatividad humana, sino potenciarla: la inteligencia artificial se puede utilizar para ser mejor en tu trabajo.

 

El procesamiento del lenguaje natural

De hecho, cuando usas un corrector ortográfico o gramatical, cuando usas un traductor, estás usando herramientas que se basan en modelos avanzados de NLP (Natural Language Processing).

El procesamiento del lenguaje natural (NLP) es una rama de la IA que se ocupa de las interacciones entre los ordenadores y el lenguaje humano.

En pocas palabras, la NLP es lo que permite a la IA “tener creatividad”.

  • El procesamiento del lenguaje natural (NLP) es el método principal para analizar el lenguaje humano y dividirlo en componentes más pequeños, como de texto a voz, segmentación morfológica o extracción de terminología.
  • A través de la comprensión del lenguaje natural (NLU), el algoritmo intenta comprender el significado de la comunicación después de analizar sus componentes.
  • Finalmente, a través de la generación de lenguaje natural (NLG), la máquina produce palabras y frases como lo haría un humano, eligiendo la información y la gramática apropiadas.

Usamos NLP a diario sin darnos cuenta: Google autocompletar, Gmail Smart Compose, LinkedIn AutoFill, funciones de texto a voz, traducciones automáticas, filtros de spam en proveedores de correo electrónico, herramientas de clasificación de correo electrónico, botones de respuesta y más.

Al procesar millones de interacciones con los clientes de manera rápida y eficiente, la IA puede proporcionar información científica sobre las necesidades de una audiencia, lo que ayuda a los copywriters a producir contenido más personalizado y efectivo.

 

La IA no está preparada para reemplazar a los copywriters

La IA hoy no está preparada para reemplazar a los copywriters, eso es un hecho. Pero hay que aceptar que mejorará, aumentará su creatividad y ayudará a ofrecer mejor contenido más fácilmente.

La IA no va a escribir ningún texto por ti, pero puede ayudarte a que cada texto que escribas sea mucho mejor o te cueste menos redactarlo.

Entre otras cosas, las herramientas de Inteligencia Artificial pueden ayudarte a:

  • Asegurarte de que el contenido cumpla con las guías de estilo de la marca (por ejemplo: formatos de fecha, uso de mayúsculas o convenciones de nomenclatura).
  • Controlar que el formato, la longitud y el tono sean apropiados para un canal específico (por ejemplo: el título no debe tener más de 50 caracteres).
  • Verificar la ortografía y la gramática de los mensajes (por ejemplo: palabras repetidas o faltantes, errores tipográficos, etc.).
  • Identificar las palabras no permitidas y proporcionarte alternativas (por ejemplo: si no se puede usar “promoción”, la máquina puede sugerir “oferta” en su lugar).

El punto es este: Nos ayudamos mutuamente. 

 

No es humano contra máquina. Es humano + máquina.

 

El verdadero ganador es tu cliente, que puede tener textos que generen más impacto y tener un ROI (retorno de la inversión) mejorado.

Como hemos podido ver, la Inteligencia Artificial está ahí para hacer tu trabajo más fino, más productivo y en consecuencia mejor.

No es imprescindible, y por supuesto, no es sustitutiva ni más necesaria que la figura del copywriter humano, con emociones y sentimientos para persuadir a gogó en su trabajo y generar reacciones en seres iguales a él.

Esto opinan algunos copywriters y profesionales del marketing sobre las herramientas de IA aplicadas al copywriting:

“He probado Jarvis y lo que tiene ahora, me llama la atención, pero no le encuentro demasiada utilidad real. Ahora bien, tiene una parte nueva que sólo funciona en inglés, y eso sí que tiene buena pinta: redacta párrafos o artículos con un keyword research  que le damos, aparte del título y el párrafo introductorio, que también se lo tenemos que dar. Ahí sí que se centra, sobre todo en poco texto.

Si alguien piensa en traducir al español desde ahí, ya os digo que no es buena idea para un proyecto mínimamente serio.”

Rafa Ramos 

 

“Bajo mi punto de vista, está muy verde para un texto de calidad en español. Pero claro, es una IA. Si le dedicas tiempo seguramente mejore bastante.”

Nuria Cámaras

 

“El sector al que me dedico es muy nicho y lo que me da son ideas pero no acierta casi nunca, la cogí por una oferta pero no la renuevo. Me da ideas pero tengo que repasar todo.”

Mónica

 

“La IA no necesita entender un chiste, lo que necesita es saber es que en su base de datos el 84 % de las veces que se ha escrito «¿Qué abogado?», lo siguiente que debe ponerse es «El que tengo aquí colgado». Y punto. 

Y somos meméticos y repetimos maneras de hablar y clichés a quilotones a diario. Con suficientes datos, se puede mimetizar cualquier estilo y manera de hablar. Lo que no tiene la máquina es capacidad de discernir la intencionalidad. Para eso hace falta un humano que elija opciones y configure. El redactor de contenidos va a desaparecer. Lo que tiene que saber hacerse es decidir qué hay que crear, no crearlo.  Bendita máquina que me libra de escribir”.

Patricio Fernández

 

“No veo a una IA escribiendo chistes/bromas/dobles sentidos que tenga sentido en un texto específico para atacar un sesgo en concreto, por poner un ejemplo, que seguramente al ritmo que va esto lo consigan”.

Ángel Rodríguez

 

Si quieres seguir recibiendo contenidos como este, y de muchos otros tipos por correo electrónico, aquí abajo tienes la cajita para suscribirte gratis. 

Además tengo el Curso de Copywriting más atípico de la historia, pero ese ya es de pago. Si quieres empezar a conocerme, sin coste ninguno, te recomiendo que dejes tu correo en la cajita.

APROVECHA QUE ESTÁS AQUÍ Y SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Si lo haces recibirás de regalo mi ANTI EBOOK ATÍPICO completamente REGALADO.

Vas a aprender grandes lecciones de copywriting y marketing digital.*

*También tiene una receta riquísima al final.

Envío emails CON MUCHA FRECUENCIA sobre copywriting y marketing online. Digo las cosas como las pienso y ello incluye algún taco, alguna opinión no solicitada y algunas cosas un poco raras y aleatorias. No te suscribas si eso pudiera perturbar tu paz mental.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad y confirmar tu email. Tus datos serán guardados en Active Campaign, proveedor de email marketing. Active Campaign también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

¡COMPARTE SI TE HA GUSTADO!

Me llamo Marina Febles.

Soy de Tenerife (Islas Canarias) pero vivo entre Madrid y cualquier rincón del mundo.

Escribo porque me gusta y para ganar dinero.

Lo gano yo y lo ganas tú si me contratas.

Llevo 17 años trabajando en marketing de maneras diversas y en puestos variados.

He tenido muchos trabajos diferentes. También fui bailarina.

Pero los detalles los cuento a mis suscriptores en mi lista atípica porque aprenden mucho.

Hasta de cuando fui bailarina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.