¡Aló, copywriter!, con Robert W. Bly

Entrevista Robert W Bly

Entrevisto a uno de los más prolíficos y famosos copywriters de los últimos cuarenta años. Un hombre humilde y sabio que desea de veras compartir su conocimiento con el mundo.

 

Hoy tengo el placer de invitarte a disfrutar de una de las entrevistas de más categoría que se ha visto y se verá en ¡Aló, copywriter!

Nada más y nada menos que el gran Robert W. Bly.

El santo grial de los freelances. El Gandalf de todos y cada uno de los copywriters autónomos, que buscamos hacer nuestro camino en este mundillo. Desde luego, si hay un Mago Blanco para un redactor creativo, publicitario e independiente, ese debe ser Bly.

 

Creatividad no es el objetivo. El objetivo es vender.

      Bob Bly

 

En esta entrevista tengo la suerte de poder charlar un buen ratazo, y como si no fuera la leyenda que realmente es, con uno de los mejores copywriters en activo.

Ponte cómodo y disfruta de una entrevista/charla relajada, de la que seguro que podrás aprender un puñado de detalles importantes para tu propia carrera.

Quién es Bob Bly

Ingeniero Químico de formación, Bly creció en Fair Lawn, New Jersey. Empezó a trabajar como escritor corporativo para Westinghouse Electric y luego trabajó para una empresa de ingeniería de Nueva York.

Comenzó su carrera como copywriter freelance en febrero de 1982 y durante al menos los dos primeros años, todos sus clientes eran empresas.

 

La creatividad es un medio de aumentar las ventas. Si el objetivo final es la creatividad, estás equivocado.

      Bob Bly

 

Como él mismo nos cuenta en la entrevista, muchas de ellas del mundo de la industria química, por lo que se sentía trabajando dentro de su zona de confort.

De ahí pasó a un cliente del mundo de la banca, luego otro, otro más, hasta que descubrió un nuevo nicho.

Su secreto para pasar de una especialidad a otra fácilmente, y mantenerse siempre bien ocupado, fue fijarse en nichos técnicos, que daban miedo al resto de copywriters, por lo que fue especializándose en ellos.

 

Robert W. Bly: maestro de la persuasión, de la venta y de la producción desmedida

Publicó su primer libro sobre escritura técnica en 1982. En 1985, a la edad de 27 años, publicó su décimo libro, The Copywriter’s Handbook, que le daría reconocimiento global dentro del ámbito de la redacción publicitaria.

Como ya te contaba en otro post de este blog: El curso de Copywriting más barato de la historia, en su libro, The Copywriters HandBook – Robert W. Bly te revela la importancia que tiene para todo copywriter dominar el arte de la venta.curso más barato de copywriting

Es un manual para aprender a captar la atención, comunicar y persuadir de manera efectiva a través del storytelling. Está en inglés y su precio es de 16,53 euros en la versión papel en Amazon.

Un The Copywriters HandBook – Robert W. Bly por aquí. 

Además de este, Robert W. Bly ha escrito más de 100 libros y hoy es uno de los redactores publicitarios independientes mejor considerados.

Es un escritor publicitario galardonado con más de tres décadas de experiencia en marketing directo, especializado en copywriting técnico para empresas de alta tecnología y de B2B.

Ha aparecido como invitado en decenas de programas de radio y televisión. 

Bob Bly es un maestro de la persuasión, con la capacidad de escribir textos poderosamente persuasivos y geniales, sin importar la industria o el negocio.

Además, es un tío simpático y llano, que se muestra encantador y muy didáctico en este ¡Aló, copywriter! tan especial a su lado.

Si te interesa seguir aprendiendo de copywriting, persuasión, venta y publicidad creativa, no te quedes solo con el borde de la pizza. ¡Cómetela entera! Bocado a bocado a través de mi newsletter.

Una deliciosa combinación de los sabores más persuasivos, con extra de creatividad y mi deliciosa salsa atípica, ¿te apetece probar? Abajo la cajita para que dejes tu correo y ¡voilá

Cómo mejorar la entregabilidad de tus emails

Cómo mejorar la entregabilidad de tus emails

En este post te enseño a que tus campañas de email marketing no acaben en la carpeta de spam.

 

Porque tener ciertas nociones de entregabilidad para tus emails va a permitirte triunfar con tus campañas de email marketing, con tus secuencias, etc.

En definitiva, es clave para aumentar esa “Estructura T” de la que hablábamos en el post “Por qué un copywriter no puede saber solo de copywriting” y que te convierte en un profesional mucho más valioso y reconocido.

Piénsalo, ¿de qué sirve que sepas escribir los mejores correos electrónicos del mundo, si por no conocer ciertos aspectos de entregabilidad todos tus mails acaban en spam?

¡Tranquilo! Hoy te cuento todo lo que tienes que hacer para asegurarte de que tus correos electrónicos llegan a su destinatario correctamente.

Vas a aprender qué aspectos afectan la capacidad de entrega de los correos electrónicos y algunos pasos simples para mejorarla.

“La pasta está en la lista”.

Es una frase muy común en el mundo del copywriting de respuesta directa. A sabiendas de que se trata de la herramienta de marketing más rentable y eficaz, si se sabe utilizar, conocer los siguientes trucos para mejorar la entregabilidad de tus emails, deberían de grabarse a fuego en tu mente.  

 

¿Qué es la entregabilidad y por qué es clave para que funcione tu estrategia de emails?

La entregabilidad de tus emails es la capacidad que tienes para hacer llegar con éxito a la bandeja de entrada de tus contactos los correos que envías. Sin que estos sean tomados por el proveedor de correo electrónico, como correo basura o spam.

De lo contrario, encontrarás que tus campañas, tus acciones, tus comunicaciones con la lista de suscriptores que estés trabajando, terminan en:

  •       Malos resultados en función de los objetivos que tengas con la campaña o el envío de un email en particular.
  •       Daño a la reputación de la marca para la que escribes, o para la tuya propia si la lista que trabajas es tuya.

Para que eso no suceda, vamos a mencionar las prácticas más recomendables para que tus correos no queden enterrados en la carpeta de basura/spam.

 

Trucos para mejorar la entregabilidad de tus emails

Elimina de la lista los contactos antiguos y que no tienen actividad o no interactúan.

Muchas veces, el ansia por ver quién tiene la lista más grande, nos empuja a mantener a contactos viejos, en desuso, en fin, contactos que pueden hacer que todo nuestro trabajo sea en vano.

Existen dos tipos de direcciones de correo electrónico que pueden causarte problemas:

  •       Las direcciones de correo electrónico inexistentes.

Estas son las direcciones de correo electrónico que el suscriptor registró incorrectamente o antiguas direcciones que han quedado en desuso.

  •       Las direcciones de correo electrónico inactivas o con poca interacción.

Estos dos grupos debes mantenerlos alejados de tu lista.

No compres listas de correo electrónico  

Muchos han sucumbido a la tentación de aumentar el número de suscriptores comprando la lista de correo electrónico.   

Esta es una muy mala idea porque existe una alta probabilidad de que cuando reciban tus correos electrónicos los marquen como spam.  

Cuida la reputación de tu dominio  

Los proveedores de servicios de correo electrónico utilizan la reputación de IP o la reputación de dominio para identificar la credibilidad de los remitentes.  

Si una IP o una reputación de dominio son bajas, tus correos electrónicos se filtrarán como spam. Por eso es importante tener actualizada tu web, o la del negocio que te contrate, con contenidos en el blog y otras acciones a nivel de SEO para mejorar la reputación del dominio.

 

Consejos para mimar a tu lista de correo electrónico

Es esencial mantener una lista de prospectos atractivos y activos en una lista de correo electrónico.   

Para ello, debes asegurarte de que todos los suscriptores de tu base de datos estén validados y sean el tipo de suscriptores relevantes para tu negocio.  

Esta es la parte con palabrería más técnica y formal del asunto, pero tranqui. Aquí tienes algunos pasos que debes seguir;    

Implementa un proceso de doble opt in (es decir, una doble confirmación de suscripción).

Cuando pongas el formulario de registro en tu web, asegúrate de verificar que los usuarios hayan registrado la dirección de correo electrónico correcta y válida a través de un proceso que implique una doble confirmación de esta suscripción.    

Te ayudará a minimizar la posibilidad de fastidiar tu reputación, lo que sucederá si se da una tasa de rebote alta y una participación muy baja son tu lista.    

Filtra por compromiso  

Si encuentras una audiencia determinada que no interactúa con tus correos electrónico, con el tiempo, deberías eliminarlos de tu lista. Mantenerlos afectará la tasa de apertura y a la tasa de clics.  

Para tener claro el compromiso, puedes enviar un correo electrónico solicitando su confirmación si están interesados ​​en recibir correos electrónicos de tu marca o no.    

Ofrece siempre una opción de cancelación de la suscripción  

Además de esto, en todos tus correos electrónicos debes mantener una opción para darse de baja de la newsletter. Es bueno facilitar a las personas la cancelación de la suscripción.    

 

Mejora la entregabilidad de tus emails con estos consejos

La del email diario, semanal, o con una periodicidad determinada, es una táctica que cada vez más copywriters y marketeros estamos utilizando para vender servicios, captar suscriptores, promocionar productos, etc.

El 99% de los correos electrónicos de marketing simplemente gritan oferta tras oferta.

O son tan aburridos que nadie se molesta en leerlos.

En este blog ya te he hablado de cómo puedes hacer para enviar un email diario, o con la periodicidad que quieras, y tener siempre buenas ideas, cómo usar herramientas como Active Campaign, a la que amarás sobre todas las cosas, para la automatización y configuración de las campañas de correo electrónico.

Ahora sabes cómo hacer que tus emails no se queden atrapados en las bandejas de spam de tus suscriptores y que lleguen con tus historias, tus ofertas y comunicaciones.

El email una de las vías más potentes para la publicitación y venta de productos o servicios.

Además, saber cómo trabajar una lista, es todo lo que necesitas para tener una fuente continua de clientes. Con una pequeña lista de suscriptores, puedes conseguir relevancia, ventas y alcance gracias al email marketing.

Yo lo hago con la mía, a la que ofrezco toneladas de valor varias veces por semana. De copywriting, de marketing de respuesta directa y de muchas cosas más.

En ella también encontrarás información clave para mejorar tu perfil como copywriter.

Si te suscribes te prometo un viaje trepidante. 

Cómo mejorar tu copywriting deleitándote con anuncios increíbles

Cómo mejorar tu copy con anuncios

Descubre las mejores formas de incrementar tus habilidades como copywriter persuasivo y diferente analizando lo que lleva años funcionando.

 

En este post, me propongo contarte cómo puedes enfocar una de las partes más bonitas de nuestra profesión, la investigación y el aprendizaje, para obtener el mejor rendimiento posible.

Los anuncios que vemos cada día o aquellos que causaron sensación en su momento, están de una u otra forma a tu alcance para que aprendas a partir de ellos.

Como ya te recomendé en otro post de este blog en el que te hablaba del concepto Swipe File, este es un recurso imprescindible para todo copywriter y si no estás creando el tuyo propio ¡deberías empezar cuanto antes!

Analizando piezas tanto clásicas como contemporáneas podrás mejorar las tasas de conversión de todas las piezas de copywriting que generes. También verás cómo se incrementan tus habilidades como redactor publicitario tan solo disfrutando de analizar y aprender de lo que otros grandes copywriters ya hicieron antes.

A continuación, vamos a ver cómo sacar el máximo partido a los trabajos de copywriting que han realizado personas con talento para la creatividad, la originalidad y, sobre todo, la persuasión.

 

Formas de mejorar tus habilidades de copywriting gracias a los anuncios que ves todos los días

La respuesta corta a ese titular es: con anuncios que veas todos los días.

Me refiero, como te decía, tanto a anuncios que se pueden haber hecho recientemente como a piezas clásicas almacenadas a lo largo y ancho de Internet.

Si eres un copywriter en plena formación, como si ya llevas años en el mundillo, seguramente el tiempo de lectura, formación, investigación y reciclaje sea un punto importante de tu planificación. Si no lo es, te aconsejo que encuentres un momento fijo y periódico en tu calendario cuanto antes.

De todos modos, voy a darte una serie de pautas que pueden funcionar como interruptores en tu cerebro. Ponlos en marcha y funciona las 24 horas del día como lo haría un verdadero copywriter.

Toma buena nota de estos consejos y formas de mejorar tus habilidades en copywriting gracias a los anuncios que ves todos los días.

 

Reescribir mentalmente los anuncios que veas

La primera palanca mental que puedes accionar, es ver cualquier anuncio y pensar automáticamente: ¿cómo podría mejorarlo?

Por ejemplo, si estás esperando el bus y tienes delante una marquesina invitándote a pecar antes del fin de semana yendo a McDonald’s o una rebanada impregnada hasta arriba de Nutella, piensa en formas de hacer que la gente anhele ese pecado mucho más de lo que lo haría ahora.

Igualmente, cuando en Instagram o cualquier red social te interrumpa un anuncio piensa en cómo podrías hacer que interrumpiera menos, que se adaptara mejor al contenido orgánico, o cómo estructurar su mensaje para quitarle carga de humo.

 

Tener un Swipe File personal

Este es un consejo que redunda un poco con el post que te comentaba, sobre “Qué es un Swipe File”, que ya publiqué. Pero es que es tan importante, que merece la pena nombrarlo las veces que haga falta.

Puedes tener una carpeta en tu PC o en la nube. Si ves algo interesante: [COMMAND + SHIFT + 4] y captura de pantalla directa a la carpeta. Lo mismo con las capturas de pantalla en el móvil, muy útiles para almacenar contenido desde el Smartphone.

Te recomiendo que guardes todo tipo de ejemplos que creas que son increíbles o que te hicieron tomar una acción como un anuncio, el diseño de una página web, una elección específica de palabras … cualquier cosa en ese sentido.

Una regla para el Swipe File es guardar todo lo que te haga hacer:

  •       Clic
  •       Dejar tus datos
  •       Reír
  •       Decir: ¡Guaaaauuuu!

 

Pensar en los beneficios de todos los objetos y productos que te rodeen

Si hablamos de palancas mentales, una que puede ayudarte mucho a mejorar tus habilidades en copywriting es empezar a convertir las características de todo lo que observas en beneficios.

Más a menudo de lo deseable, cuando las empresas intentan explicar lo que hace su marca, tienden a presumir de las características de su producto o servicio.

Este es el primer paso para resbalar y caer en el pozo del copy de 0,60. Míralo de la siguiente forma:

Característica: “Este software puede analizar múltiples estructuras centrales de datos al mismo tiempo, lo que significa que durante tiempos de carga aumentados, el servidor será estable”.

Esta es la descripción de una función. Sin embargo, los clientes suelen están más interesados ​​en qué es lo que se consigue con esa función. El resultado que va a obtener con el producto o servicio.

Beneficio: “Incluso tu web aparece en la página principal de CNN y genera 300.000 visitas por hora … te garantizamos que no dejará de funcionar”. 

Se trata de explicar la función, pero también indicar por qué ayuda a los clientes (porque a veces no es tan obvio para ellos).

El caso es que puedes detectar todos los anuncios que pululen a tu alrededor e intentar mejorarlos, o analizar cuánto hablan de beneficios y cuánto de características.

 

Mirando algunos ejemplos maravillosos de anuncios de teletienda

Este punto también ha sido ampliamente tratado en este blog, concretamente en el post “Lecciones de Copywriting en los anuncios de la teletienda”.

En él te decía que puedes aprender mucho analizando ejemplos de anuncios de la teletienda actuales y sobre todo los clásicos, o los que ya puedas encontrar categorizados como grandes ejemplos, que funcionaron en su día.

Si no, siempre puedes destriparlos para encontrar los fallos e intentar mejorarlos.

El caso es que los anuncios de la teletienda son la base de las estructuras que usamos hoy en día para escribir en internet.

Esos anuncios son como cartas de venta en formato audiovisual, de los que puedes aprender mucho si los analizas sin prejuicios.

“Las personas interesadas quieren saber si funciona. La gente fascinada quiere aprender cómo funciona “

      Jim Rohn

 

Consejos finales

Hay más, mucho más que puedes hacer para aprender de los anuncios que tienes a tu alcance o que te alcanzan a ti sin que lo pidas. 

Utiliza este bombardeo constante al que estamos sometidos en estos tiempos nuestros para aprender y sacarle partido.

No hacen falta carísimos cursos para desarrollar una mente ágil para la publicidad. 

Solo hace falta pensar mucho y entiendo que eso no se lleve demasiado.

También puedes entrar a The Gary Halbert Letter, donde encontrarás acceso a una gran cantidad de material del propio Gary, en el que se incluyen las Boron Letters, y gran cantidad de anuncios y ejemplos que le molaban al bueno de Gary.

Además, cuando accedas por tu cuenta a los anuncios clásicos que triunfaron en su época, comprobarás como muchas de las reglas del copywriting que tenías asumidas se vienen abajo, porque verás como otros métodos llevan funcionando con éxito desde hace más de 50 años.

Otro ejercicio recomendable es editar el contenido de tu copy para dejarlo en un texto directo y elegante. Logra decir lo máximo con el menor número de palabras posible, a quitar toda la paja que sobra.

Y ya si quieres rematar la jugada con clase y directa a la escuadra, puedes suscribirte a mi newsletter, en la que también encontrarás una aventura atípica en la que caerás por la madriguera del conejo además de encontrar consejos, ejemplos y anuncios analizados con los que mejorar tus habilidades en el mundo del copywriting. 

Aló, copywriter con Lewis Dalton

Entrevista Lewis Dalton

Entrevista en profundidad con uno de los copywriters más deslenguados y geniales del Reino Unido. Sírvete un té y disfruta de las enseñanzas de un auténtico maestro del copywriting.

 

Lewis Dalton es experto en conseguir resultados con su copywriting sin gilipolleces, o “bullshit free copywriting” como él mismo se encarga de aclarar en la introducción de esta entrevista.

También es un maestro en aspectos clave como investigar, dominar el tono y la estructura, el lenguaje y los detalles específicos que convierten a un copywriter en único en su especie.

Él lo es y mucho.

Experto en cartas de venta redactadas a cuchillo, con lenguaje contundente y en asesorías igualmente reveladoras y shock-antes para sus clientes tiene, además, sus formaciones con las que ha ayudado a varios copywriters a mejorar su estilo haciéndolo más preciso, específico y atractivo.

En este Aló, copywriter in inglish pitinglish, nos trasladamos a la verde campiña de Yorkshire para empaparnos de conocimiento gracias a uno de los copywriters más particulares y que a mí más me molan en estos momentos.

Entrevista completa y subtitulada en español a Lewis Dalton

 

 

¿Who the f**k is el puto Lewis Dalton?

Este tipo de aspecto juvenil y desenfadado, con nombre como de personaje de cómic, es un mentor de copywriters que, como se esfuerza en aclarar de primeras, se concentra en obtener resultados con su free bullshit copywriting.

 

“Si quieres que tus palabras vendan y no necesitas un festival de abrazos para conseguirlo, Lewis es tu hombre”.

SARA BERRY Experta en Email Marketing

 

En contra de la gente que gusta de adornar su prosa con excesivas florituras y vaivenes en su lenguaje (justo como en estas últimas líneas), para Lewis todo se reduce a los resultados que puedes ofrecer al cliente y, para llegar a ello, lo mejor es tratar las cosas directamente, sin aspavientos ni bullshit.

Como cuenta en la entrevista, este licenciado en Literatura y Escritura Creativa, ha recorrido un camino propio y muy particular hasta llegar al punto en el que está ahora.

Ha trabajado con marcas pequeñas, con marcas grandes y por su cuenta. Ahora es mentor, y se gana la vida (y bien) con ello.

Espero que disfrutes de esta entrevista en la que aprenderás del bueno de Lewis:

  •   Cómo creó toda la historia alrededor de su enfoque libre de tonterías.
  •   Un primer consejo (y podría ser el único que necesitas para empezar) para mejorar tu estilo y dejarte de chorradas.
  •   Cómo ha llegado a convertirse en el copywriter más gruñón del Reino Unido y cómo esto le funciona como síndrome de Estocolmo a sus alumnos.
  •   Cómo empezó poniendo en Google “cómo ganar dinero en Internet” y por qué esa búsqueda le resultó más sutil que su licenciatura en Literatura y Escritura Creativa.
  •   Cómo su TDAH y el ser obsesivo compulsivo le ha ayudado a llegar a trabajar  para marcas como Virgin.

Aquí te dejo el Linktree de Lewis Dalton, para que te dirijas a cualquiera de las tres opciones que él TDAH, quiero decir, te da (¿demasiado pronto para bromear?):

  1. Su Lead Magnet.
  2. Contratarlo como mentor.
  3. Entrar a su lista de correo

https://linktr.ee/lewisdaltoncopywriter

Y hablando de listas de correos deslenguadas y sin miedo a meterse en cualquier charco que sea necesario con tal de aportar valor a raudales, te recomiendo entrar en la mía.

El trato es que, a cambio te dejo consejos, historias y enseñanzas útiles en tu bandeja de entrada varias veces a la semana, ¿qué te parece? Aquí abajo me puedes regalar tu email. 

Prometo tratarlo con respeto. 

CLÁSICOS DEL COPYWRITING [VOLUMEN II] – David Ogilvy

Los copywriters tenemos a David Ogilvy como un auténtico mesías de la publicidad. Prepárate para conocer a fondo la historia del mejor copywriter de todos los tiempos.

david-ogilvy

David Ogilvy nació el 23 de junio de 1911 en la ciudad inglesa de Surrey. Su madre era irlandesa y su padre, un erudito clásico y agente financiero escocés que hablaba gaélico.

En la década de 1920, la familia Ogilvy se vio muy afectada por la Gran Depresión y el pequeño David, el cuarto de cinco hermanos, solo pudo continuar su educación en la escuela preparatoria de St. Cyprian, gracias a que los administradores acordaron que la familia pagara tarifas reducidas.

Sus buenas notas le ayudaron a conseguir una beca en Fettes College en Escocia, la tierra natal de su padre.

Cuando se graduó en 1929, Ogilvy recibió otra beca, esta vez para estudiar historia en Christ Church, Oxford. Sin embargo, sólo completó la mitad de su título y decidió viajar a París para convertirse en aprendiz de chef en el Hotel Majestic.

Aprovechó esta experiencia para aprender el otro lado de la vida, el de trabajar y salir adelante, el de la disciplina, pero también el de la gestión de un negocio.

 

Los inicios de Ogilvy en la venta

Ya en plena década de los años 30, Ogilvy decidió dejar atrás su vida de chef con “salarios de esclavos, presiones diabólicas y agotamiento perpetuo” para montárselo por su cuenta.

¿El primer nómada digital? No, todavía no había ordenadores de uso masivo. En lugar de probar con una nueva profesión de la que nadie te había hablado, se puso a vender estufas de cocina AGA de puerta en puerta ya de regreso en Escocia.

Fue en este curro donde el joven Ogilvy descubrió su habilidad especial para poder vender este y cualquier otro producto a quien fuera, lo que captó de inmediato la atención de su jefe.

Le encargó producir un manual de instrucciones para sus compañeros vendedores. El manual Teoría y práctica de la venta de la cocina AGA se distribuyó en 1935, Ogilvy tenía 24 años. Tres décadas más tarde, la revista Fortune lo calificaría como el mejor manual de ventas jamás escrito.

El contenido comenzaba con esta frase lapidaria:

“En Gran Bretaña hay 12 millones de hogares. Un millón de esos hogares tienen coche. Sólo diez mil tienen cocinas AGA. Ninguna casa que pueda permitirse el lujo de tener un coche puede permitirse el pasar sin una AGA…”

–        David Ogilvy en Teoría y práctica de la venta de la cocina AGA

 

Este es simplemente uno de los maravillosos consejos que impregnaban todo este manual:

 

“Cuantos más prospectos contactes, a más ventas te expondrás y más pedidos obtendrás. Pero nunca confundas la cantidad de llamadas con la calidad del arte de vender”.

–        David Ogilvy en Teoría y práctica de la venta de la cocina AGA

 

La llegada del joven David a la publicidad

Fue el hermano mayor de David Ogilvy, Francis, quien al leer el manual que su bro había escrito, decidió llevarlo a los jefes de la agencia de publicidad en la que trabajaba en Londres: Mather & Crowther.

Cuando estos lo leyeron, ofrecieron a Ogilvy un puesto como ejecutivo de cuentas, que él aceptó encantado. En Mather & Crowther Ogilvy se sintió libre de desatar su creatividad e ingenio para conseguir más ventas.

El primer encargo fue atender al dueño de un hotel que abriría próximamente y que llegó a la agencia con 500 dólares para invertir en publicidad. Este encargo “menor” e insignificante por el bajo presupuesto, fue derivado al recién llegado a la agencia.

Ogilvy redactó una invitación postal, que envió a las 500 primeras personas del listín telefónico. El Hotel se vio desbordado por las reservas el día de la inauguración. “Fue la primera vez que probé la sangre” diría años después un metafórico Ogilvy, que apuntaba a esta historia como uno de los motivos por lo que todo redactor publicitario debería empezar en marketing directo.

 

Tras el parón por la IIGM, crea su primera agencia de en la Avenida Madison de Nueva York

En 1938, Ogilvy convenció a Mather & Crowther de que lo enviaran a los Estados Unidos para estudiar la forma de hacer publicidad allí, en la cuna del consumismo.

En realidad, Ogilvy llevaba acumulando en secreto miles de anuncios estadounidenses, que estudiaba y en los que veía la posibilidad de mejorar.

Su tercera mujer dijo de él: “David es el más inglés de los americanos, y el más americano de los ingleses”.

En EEUU trabajó en el Audience Research Institute de Nueva Jersey con George Gallup, quien se convertiría en una de las mayores influencias de Ogilvy. La investigación meticulosa y la dosis de realidad que tuvo allí, fundamentaría la base del trabajo futuro de Ogilvy.

Cuando estalló la II Guerra Mundial, Ogilvy se puso a trabajar para el Servicio de Inteligencia Británico en su embajada de Washington y también en Nueva York, utilizando sus conocimientos para analizar y hacer recomendaciones en materia de diplomacia y seguridad.ogilvy

Después de la guerra, Ogilvy compró una granja de tabaco en Pensilvania, viviendo entre los amish en una atmósfera de “serenidad, abundancia y alegría”. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que este Mad Men se aburriera y volviera a Manhattan para trabajar en publicidad.

En su opinión, todos los anuncios que veía le parecían aburridos, y por eso en 1948, tras convencer para invertir dinero a los socios de la empresa británica en la que trabajaba su hermano Francis -Mather & Crowther-; a Bobby Bevan -de la agencia británica S. H. Benson Ltd.-; y a Anderson F. Hewitt -entonces manager de J. Walter Thompson, crearon Hewitt, Ogilvy, Benson & Mather, que con el tiempo derivaría en Ogilvy & Mather.

Sus primeras oficinas se situaron en Madison Avenue, Nueva York pero David Ogilvy nunca antes había escrito un anuncio.

La filosofía de Ogilvy & Mather se basaba en que la función de la publicidad es vender y que la venta se basa en la comprensión del consumidor. 

Odiaba la idea de considerar a los clientes menos inteligentes que las personas que les vendían. “El cliente no es un idiota, es tu esposa”.

 

Llegan los primeros clientes

La primera cuenta de la nueva agencia fue una empresa de porcelana inglesa, Wedgwood. 

Pero en poco tiempo la agencia contaba ya con la confianza de empresas de la talla de Unilever, General Foods, Rolls-Royce, American Express, Chase Bank, CF Hathaway, International Paper, Lever Brothers, JP Morgan & Co. y la línea de transporte marítimo Orient & Pacific, entre otras. Algunas de estas empresas mantienen, hasta hoy, su relación comercial con la agencia de Ogilvy.

En 1965, Ogilvy se fusionó con la agencia Mather & Crowther, sus patrocinadores británicos. Era ‘la agencia de publicidad británica’ de Manhattan, una empresa de alcance internacional.

Los éxitos de sus primeras campañas le ayudaron a conseguir grandes clientes como Shell, quien le dio su cuenta para toda norteamérica, y Sears, que lo contrató para su primera campaña publicitaria a nivel nacional.

En poco tiempo Ogilvy & Mather se había expandido por todo el mundo y ocupaba uno de los primeros puestos entre las principales agencias. 

Fue nombrado “Sir” del Imperio Británico en 1967 y, desde 1977, forma parte del Museo de la Fama de la Publicidad.

En 1973 Ogilvy trasladó su residencia a Touffou -Francia-, donde adquirió un castillo del siglo XII que restauró para vivir durante sus últimos años.

Tras su retiro como consejero, ocupó el cargo mundial de Jefe Creativo de Ogilvy & Mather entre 1975 y 1983. 

Ogilvy permaneció activo en los asuntos de la compañía como cuando sirvió de presidente de la nueva sucursal de la agencia en la India. 

También pasó un año en calidad de interino de la oficina alemana de la agencia en Frankfurt.

 

 

El legado de Ogilvy

David Ogilvy, orden de las Artes y las Letras de Francia en 1990, publicó varios libros en los que plasmó todos sus conocimientos, filosofía y pensamientos acerca de la publicidad.

Uno de los más famosos es Confesiones de un publicitario, publicado en 1963 y convertido en todo un best-seller para la época. 

Otros de sus títulos son Sangre, cerebro y cerveza, autobiografía publicada en 1973, y Ogilvy On Advertising, publicado en 1983, una obra que recoge sus argumentos, sus mejores campañas y sus consejos para crear una publicidad eficaz y que logre su objetivo final: más ventas.

Algunas de sus campañas con mayor reconocimiento fueron para marcas como Rolls-Royce, con el conocido copy: “A 100 kilómetros por hora, el único ruido es el de su reloj eléctrico”.

Fue el precursor de lo que ahora se conoce como imagen de marca, con “El Hombre de la camisa Hathaway”, o el Comandante Whitehead como símbolo de la tónica Schweppes; también posicionando Dove como “jabón de tocador para mujeres de piel seca”.

Introdujo el concepto de fee en contra de las comisiones como forma de cobrar por su trabajo.

David Ogilvy fallece a los 88 años, después de una larga enfermedad, el 21 de julio de 1999 en su casa de Touffou.

david-ogilvy

Siempre será recordado por su forma de dirigirse al público al que quería vender de manera tan directa y, sin embargo, tan sutil que no se notaba. 

Revolucionó para siempre la industria de la publicidad enseñándonos cómo “vender sin vender”.

Creía en el poder de la publicidad efectiva, basada en los hechos y en los resultados, capaz de comunicar al gran público. 

Fue único en conocer a la audiencia y en entender cómo captar su atención.

Si te ha gustado esta historia y quieres seguir recibiendo contenidos interesantes y valiosos sobre copywriting en tu correo electrónico, abajo te dejo una cajita preciosa para que te suscribas.

A David le habría encantado que lo hicieras para seguir formándote y descubriendo información maravillosa sobre copywriting, publicidad y el arte de la venta. Además, es totalmente gratis. 

El mejor corrector del mundo para todo copywriter

El mejor corrector del mundo

Si trabajas como copywriter o aspiras a hacerlo algún día, seguro que tienes una relación extraña y cercana con las correcciones. En este post reflexiono sobre ello y te revelo la mejor forma de corregir tus trabajos de copywriting.

 

Las correcciones y los copywriters, una mezcla explosiva. 

Luego están los clientes por en medio, los editores de la agencia o nuestro propio coco cuando es algo para nuestra marca personal.

En ocasiones demasiadas manos pasan por los trabajos, otras veces, es cosa solo de una persona que tiene que asumir la tarea de corregir el trabajo hasta que esté perfecto para publicar.

En cualquier caso, siempre estamos expuestos a la cometer errores. Eso es un hecho y a mí me pasa constantemente.

El mercado digital, además, se ha llenado de aplicaciones y herramientas que ayudan a los trabajadores de las palabras para que puedan corregir sus trabajos de copywriting y dejarlos perfectos (o eso prometen).

¿Perfectos?

Ya te aviso que en esto, como en la vida en general, la perfección no existe. Con los trabajos que tienes que publicar, subir a la nube o lanzar al usuario en un momento dado, menos todavía.

 

El mejor corrector del mundo para los copywriters

Entonces, ¿cuál es el mejor corrector del mundo para los copywriters? 

Pues algo tan sencillo como es publicar, lanzar, subirlo. Y ya está.

Solo cuando ya has oficializado la publicación de un nuevo post, has enviado ese email o has visto las interacciones de un anuncio te darás cuenta de absolutamente todos los errores que la pieza contenía.

Tal y como reflexionaba con la gran Irene Ferarios en el vídeo de mi canal de Youtube “Destripando copys – Anuncios francamente mejorables”, muchas veces para darse cuenta de los errores más evidentes, es necesario salir al aire, lanzar el anuncio o publicar el contenido.

 

Sobre la filosofía de: “Mejor hecho que perfecto”

Lo de “mejor hecho que perfecto” es una frase que se atribuye a Mark Zuckerberg, el conocido fundador de Facebook.

Esta hace referencia al MVP – Producto Mínimo Viable -, un término que sirve para enfatizar en la importancia de salir al mercado con algo y probar si al público le interesa. Básicamente, pon el producto en circulación antes de pulirlo demasiado.

Esta estrategia te ayuda a posicionarte, pero también a medir la reacción de los usuarios con el producto. De esta manera, corriges en la línea que el mercado te marca.

Con el producto mínimo viable verificamos que algo sale al mercado con sentido y te permite aprender, medir y recoger el feedback de los usuarios para procesar toda esa información y volcarla en una mejora del producto (o un reenfoque del mismo).

Es un proceso rápido porque no tiene sentido dilatar el desarrollo del MVP. Se trata de llegar al mercado rápidamente ofreciendo lo esencial del producto.

 

“Si tu producto está perfecto es que lo has sacado tarde”

Esta es otra quote que hace referencia al mismo concepto. Mejor hecho que perfecto, lánzalo, súbelo, entrega ese email, publica ese anuncio. Y luego podrás hacer modificaciones con sentido.

Con esto no me refiero a que te precipites y entregues trabajos poco profesionales. Hechos a vuela pluma y enviados sin apenas una lectura. No, ni de coña.

Por supuesto debes introducir una fase de corrección y edición de lo escrito en tu proceso de creación.

Pero lo que vengo a decirte es: ¡no te rayes!

No demasiado al menos.

Ten en cuenta que, por mucho que dejes pasar un día, o el tiempo que tengas estimado para releer tus trabajos de copywriting o de redacción de contenidos, llega un momento que tus ojos no son capaces de detectar muchas veces ni lo más evidente.

Por otro lado, está la posibilidad de caer en esa enfermedad llamada “parálisis por análisis”. Algo en lo que es muy sencillo entrar cuando intentas sobrecorregir tus trabajos de copywriting.

 

Conoce algunos correctores de texto que te pueden ayudar con tus trabajos de copywriting

Hemingway, Lorca o Grammarly son herramientas que se han creado para ayudar a los copywriters y demás profesionales de la escritura a dejar sus trabajos niquelados.

Hay muchos más, pero estos tres son un buen ejemplo para entender la ayuda que te pueden prestar, que es importante pero en ningún caso definitiva.

Todos estos “ayudantes digitales” se contemplan dentro de la fase de corrección que todo profesional incluye en el desarrollo de su trabajo diario. 

Pero no van a solucionarte la vida con todos los tipos de errores que se pueden cometer y que, de hecho, se cometen a la hora de publicar emails, artículos, vídeos, anuncios, etc.

Si no fuera así posiblemente no existiría “Destripando copys”

En cualquier caso, para que conozcas las herramientas, Hemingway (solo en inglés) se centra en la legibilidad, algo que los redactores publicitarios suelen pasar por alto al escribir.

Esta herramienta tiene métricas de contenido como el nivel o grado de legibilidad, el tiempo al leer determinado número de palabras, el recuento de palabras, de oraciones y de párrafos. Correcciones sobre el uso de adverbios, detección de voz pasiva, sugerencia de frases alternativas más simples en las oraciones difíciles de leer, etc.

Por su parte, Grammarly (solo en inglés) te ayuda en temas como la detección del plagio, el análisis del estilo de escritura, el número de palabras repetidas, etc. Puedes cambiar en el texto la intención, el nivel de formalidad, estilo o tono según la audiencia, etc.

La versión española de estas dos herramientas, sería Lorca. Una herramienta correctora, detectora de plagios, analizadora del estilo, etc.

Como te he dicho, estas herramientas son importantes para tu fase de corrección, pero lo más definitivo de todo, es publicar, lanzarlo, sacar tu copy a la luz.

Si quieres escuchar más reflexiones, historias y consejos para dejar tus trabajos de copywriting en el punto exacto y perfecto, en mi newsletter suelo dejar píldoras sobre esto y muchos otros temas que seguro pueden interesarte.

Si quieres caer por la madriguera del conejo, literalmente, aquí abajo está la cajita para ello.

Lo del nivel en la formación de copywriting en español

Lo de la formación en español

La formación de copywriting en español lleva tiempo en entredicho y no es para menos. Una ojeada a los cursos que más marketing hacen, que más ads pagan para que te asalten entre videos de Youtube y en las RRSS, te puede volver loc@. Hoy vamos a ver por qué pasa esto y cómo podemos evitarlo.

 

En el caso de la formación dirigida a redactores, copywriters y todo aquel que quiera “vivir de escribir” encontrarás demasiado contenido copiado de los americanos, en el que no hay atribución, no se potencia el escribir y te regalan plantillas para “hacerte la vida más fácil”.

Por eso se dice que la mayoría de cursos de copywriting en castellano son una basura.

Por ese motivo y por muchos más, porque la fiebre del Product Launch Formula ha llevado a muchos a lanzar formaciones de copywriting cuya única función es que te dieras cuenta del sistema que te había atrapado, para entonces atrapar tú a otros con el mismo y así hacer una especie de sistema piramidal.

Esto hace que gente con poca formación y recorrido real, pueda en unos cuantos meses recibir, crear y vender una formación para copywriters que huele a cerrao.

Los hay, además, que saben cómo hacer del producto de mierda que venden algo que pasa por un high-ticket y como invierten potente en publicidad, al final venden.

Y esto no hace más que alimentar la rueda, al tiempo que se devalúa la profesión, con cada vez más pseudocopys pululando por la web, intentando juntar letras durante toda la semana para sacar algo de pasta que les ayude a pagar el recibo de la luz y aguantar un mes más en la lucha.

 

Se copia mucho de los americanos

Es un tema que vengo repitiendo en este blog desde el principio. Muchos copywriters españoles están fijándose demasiado en las fórmulas ganadoras de los copywriters norteamericanos y replicando sus formaciones.

Esto es algo que se ha hecho toda la vida con todo. Pero aquellos que lo están haciendo ahora, no son centros de estudios reglados, sino autónomos que quieren ganar pasta y rápido, por lo que muchas veces esa traducción de la formación no llega a ser del todo útil.

Porque nuestros mercados son distintos y porque ellos llevan en esto más tiempo que el hilo negro y su mercado ya es menos sensible a ciertas técnicas que aquí siguen funcionando.

Al final con un copy-paste traducido no estás formando a alguien correctamente si no extraes la enseñanza de lo que el americano de turno predica para aplicarlo en tu mercado.

 

Se tira demasiado de plantillas

Estas formaciones se centran muy a menudo en fórmulas y plantillas prediseñadas, que es algo que allí la verdad es que ha funcionado y funciona perfectamente, pero en castellano es otro tema totalmente distinto.

Y la única verdad, es que la mejor fórmula para aprender copywriting es escribir, escribir, escribir. También leer, pero no los 7, 9 o 29 módulos del curso de turno, sino las obras de referencia para el sector, los libros que cuentan todo lo que debes saber para empezar y para seguir adelante.

Eso no te lo cuentan en muchos cursos. Que totalmente gratis en internet, o por menos de 200 euros, puedes adquirir todos los libros imprescindibles que, si los lees, si realmente los devoras una y otra vez, y practicas lo aprendido con verdadera pasión, te convierten en el mejor copywriter que puede haber en la faz de la tierra. Eso es así, ya te lo dije en el “Curso de Copywriting más barato de la historia”.

 

No se potencia el aprender a escribir para clientes

Nuevamente, el final del funnel en el que te meten la mayoría de vendecursos de copywriting solamente lleva a una salida, que hagas tú otro embudo de ventas para ganarte la vida de la misma forma que a ti te han sacado los cuartos hace solo unos meses.

En lugar de ponerte en contacto real y directo con clientes, te meten en concursos estúpidos, en los que es imposible aprender y disfrutar de una corrección personalizada.

Si realmente estás buscando alguien con experiencia que te guíe asegúrate de que lo va a hacer esa persona directamente, y por eso más que un curso, lo que puedo recomendarte es una mentoría.

Mientras tanto, tienes a los mejores copywriters mandando newsletters que, tanto si estás empezando como si simplemente quieres estudiar y aprender, puedes suscribirte, en “Las mejores Newsletter” tienes unas buenas sugerencias para empezar.

Y si quieres recibir consejos atípicos en tu correo cada poco, puedes suscribirte a mi newsletter atípica.

Aquí abajo, tienes la cajita. 

Clásicos del Copywriting [VOLUMEN I]

Gary Halbert

Repasamos a las figuras legendarias del copywriting y destripamos su trayectoria para revelarte por qué se merecen el título de “leyenda” para el resto de copywriters.

 

 

Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber”

      Macaco (Moving 2008)

 

No es la primera vez que se hace referencia a los grandes clásicos del copywriting en este mi querido blog. 

En el post de “El curso de copywriting más barato de la historia” mencioné la importancia que tiene conocer las bases de la profesión en la que nos movemos.

Y esas bases se encuentran dentro de las historias y enseñanzas que dejaron los pioneros del copywriting, generalmente en el país que vio nacer esta profesión, los Estados Unidos de América.

 

Es cierto que lo que tienes apuntado en tu agenda para hacer es una landing, un correo electrónico, un anuncio para una red social, etc. Entonces, ¿qué narices puedes aprender de lo que hacía un Mad Men en los 60?

El cambio de formatos que ha provocado la irrupción de las nuevas tecnologías quizás te haya llevado al error de pensar que poco o nada puedes aprender de Jane Maas, David Ogilvy, Joseph Sugarman, Mary Wells Lawrence o Robert Collier, entre otros.

Pero lo cierto es que, más allá del medio, el mensaje en su contenido y estructura más primario cuando se trata de vender y de comunicar para persuadir, no ha cambiado varias decenas de años después.

Por ese motivo hoy se inicia en este blog dedicado al copywriting una serie sobre los grandes clásicos de la profesión.

Voy a introducir y señalar los eventos más relevantes en las vidas de los copywriters que crearon escuela y asentaron las bases de esta maravillosa profesión de la que hoy tantos y tantos estamos enamorados (y que, además, nos da de comer).

 

Este es un contenido para que aprendas disfrutando. Da un trago, una calada larga o simplemente ponte cómod@ para disfrutar del primer capítulo de la serie sobre los clásicos del copywriting.

En este primer volumen, y solo porque ya tenemos un par de posts dedicado a las damas del copywriting más primigenio, vamos a empezar con un copywriter masculino como es:

 

Gary C. Halbert

gary c halbert

 

Nacido el 12 de junio de 1938, es considerado por muchos como uno de los mejores copywriters de los últimos 50 años. Su claridad, simplicidad y un poder fuera de lo común para redactar prosa de venta lo convierten en una leyenda del copywriting de respuesta directa.

El estilo de Gary Halbert era fresco y frenético. Ausente de palabras y expresiones complicadas, nadie como él pudo dibujar imágenes en la mente de sus lectores a través de las letras.

Empezó su aventura en el marketing directo fundando, a principio de la década de 1970, Halberts: una empresa de pedidos por correo que vendía informes genealógicos y escudos de armas relacionados con los apellidos de la gente.

¿No tenías en casa de tus padres un par de cuadros con los escudos de armas de tus apellidos? Yo sí, y al parecer, esta fue una moda muy recurrente durante los 70, 80 y principios de los años 90 del siglo pasado.

La historia de Halbert vendiendo por correspondencia materiales heráldicos y de árboles genealógicos es tremenda. Tanto que acabó con sus huesos en la cárcel.

¿Qué cojones pasó realmente con Gary Halbert para que acabara en la trena?

Básicamente, el bueno de Gary consiguió a finales de 1969 un listado con las direcciones de 70 millones de automovilistas estadounidenses ordenados alfabéticamente.

Con su empresa Halberts, como ya te comentaba antes, se dedicaba a vender unos informes de investigación sobre la historia de los apellidos y la heráldica relacionada. 

Tirando de ese listado, vendían este informe de investigación por $1, aumentando el precio más tarde a $2.

Se dice que de todos los millones de correos que envió, finalmente 6 millones de personas compraron el informe.

Y esta venta solo era una especie de lead magnet, con un precio simbólico para luego hacer un upsell de una placa de 20 dólares con el escudo de armas correspondiente a cada apellido.

También ofrecía la posibilidad de adquirir un libro sobre cómo investigar los apellidos y hacer un rastreo de la genealogía por $80. Genio.

Para 1971, las ventas de sus correos habían superado los $3 millones de dólares.

Al parecer, el tema de las direcciones de tantos millones de conductores, sumado a su increíble habilidad para la venta, llamó la atención de las autoridades.

En 1978 fue condenado por fraude postal. Apeló y en 1981 se retiraron los cargos. Hubo otro juicio, perdió y el 21 de mayo de 1984 fue encarcelado en la Prisión Federal de Boron, en el desierto de Mojave.

 

El renacer de Gary Halbert: el inicio de la leyenda

Durante su temporada en el trullo, Halbert escribió una serie de cartas a su hijo Bond Halbert con la intención de compartir su filosofía personal sobre la vida.

Al final, estos consejos se convirtieron en la mejor orientación sobre marketing por correo directo a la que un copywriter puede tener acceso a día de hoy.

Estas cartas luego serían compiladas para publicarlas como “The Boron Letters”. En ellas Gary traduce todo su conocimiento sofisticado y empírico sobre copywriting a principios simples y fáciles de entender, de los que todos pueden beneficiarse.

gary copywriter halbert

Un chorro de reflexiones ultralúcidas sobre redacción publicitaria, vida familiar, marketing y copywriting por correo directo, cómo ganar dinero, filosofía de vida, salud, negocios y más.

En septiembre de 1986, comenzó a publicar un boletín titulado “La carta de Gary Halbert”. Ofreció una suscripción anual al boletín por $195,00 y una suscripción de por vida por $2,855,00 consiguiendo suscriptores de más de 50 países distintos.

Tanto los correos que sus suscriptores recibían religiosamente como las Boron Letters son piezas de copywriting veneradas por copywriters y especialistas en marketing digital de todo el mundo. Se las considera una fuente de información invaluable, de culto e imprescindible si quieres dedicarte al vender con palabras. 

Las cartas se pueden encontrar en thegaryhalbertletter.com y lo primero que leerás cuando entres será esto:

Estimado amigo,

No tengo idea de cómo has llegado a este sitio web.

Quizás lo has leído en alguna publicación. Quizás un amigo te lo ha recomendado. Quizás has llegado aquí por pura suerte.

Pero, como sea que hayas llegado hasta aquí, has llegado al que es, sin lugar a dudas, el sitio web más valioso de todo Internet.

 

Y lo cierto es que, Gary C. Halbert es un clásico referente del copywriting porque dio vida a una prosa persuasiva, de ventas, efectiva y directa como hasta entonces no se había visto.

Siguiendo unas pautas muy particulares y alejado del negocio del marketing directo que dominaban por entonces las grandes agencias, Halbert se refugió en sus clichés y modismos particulares, su sencillez y simpleza a la hora de comunicar y su habilidad para pintar cuadros en la mente de sus lectores.

  • Ganó millones de dólares vendiendo informes sobre la historia de los apellidos a 1 y 2 dólares. Luego el libro y el escudo de armas.
  • Puede que el informe, el escudo de armas o el libro sobre la investigación de la genealogía fueran un churro.
  • Puede que esos 70 millones de direcciones de conductores estadounidenses los consiguiera de alguna forma dudosa. No lo sé, no suena tampoco muy limpio.  

Se lo perdonamos al bueno de Gary.

Porque lo cierto es que, lo que realmente nos enseñó fueron las bases del marketing y el copywriting de respuesta directa tal y como se practican hoy día.

Además, estamos hablando de los años 70y los 80 en EEUU. Eran tiempos de rockandroll y Halbert escribió y vendió como un artista. Fue condenado y pagó su pena el tiempo que le tocó.

Tiempo que empleó en hacer lo que mejor sabía, escribir y obtener rentabilidad de sus palabras.

Esta leyenda del copywriting puso el verdadero punto final el 8 de abril de 2007, poco antes de cumplir 69 años.

Descansa en paz Gary Halbert. 

Los que seguimos por aquí intentaremos honrar tu memoria y legado huyendo de las plantillas, aprendiendo y poniendo en práctica copywriting del bueno, del que aprendemos de los clásicos como tú.

Si te ha gustado esta historia y quieres seguir recibiendo contenidos interesantes, valiosos y rápidamente consumibles sobre copywriting en tu buzón de correo electrónico, abajo te dejo una cajita preciosa para que te suscribas.

Gary habría querido que lo hicieras, y eso que es totalmente gratis.

 gary copy halbert

Lecciones de Copywriting en los anuncios de la teletienda

Copy Teletienda

Analizamos la estructura de los infocomerciales y cómo sus mensajes tienen similitud con las fórmulas de copywriting para los formatos que consumimos en la era digital.

 

Aquí tienes una forma de aprender copywriting que hasta ahora no te habían mencionado mucho: ¡viendo la TV!

En otros post ya te he hablado de la increíble inspiración e información que un/a copywriter profesional puede obtener de películas, o de su catálogo de Netflix. Pero créeme que todo esto no es comparable, con lo que puedes aprender viendo anuncios de la teletienda para tu trabajo como copywriter.

Todo el mundo sabe lo que es la teletienda.

Cuántas noches de insomnio te has pasado con ojos como platos preguntándote “¿qué narices hago yo viendo este anuncio de un set de cuchillos?”, o ¿por qué tengo estas ganas increíbles de ponerme a pelar zanahorias?

También los habrás encontrado en las primeras horas del día, y seguro que has comentado entre risas, con algún conocido, lo comerciales, ancestrales e incluso cómicos que resultan algunos.

Entonces te preguntas: ¿cómo es posible que sigan emitiéndose?

Porque venden.

Y mucho.

¿Porqué? Porque son tremendamente efectivos, como vamos a poder ver a continuación.

Vamos a analizar un famoso anuncio de la teletienda. El objetivo es ver qué podemos aprender para mejorar nuestro trabajo como copywriters en formato digital. Y te aseguro que no es poco.

Espero que disfrutes de este gran comercial de Fix It Pro, un lápiz corrige rallajos para el coche.

Este anuncio está protagonizado por uno de los mejores actores/vendedores del sector: Billy Mays. El bueno de Billy fue una estrella de los anuncios en TV para marcas como OxiClean, Orange Glo, y otros productos de limpieza del hogar en EEUU. Una auténtica celebridad capaz de vender millones de dólares con sus anuncios, y que tristemente perdió la vida en 2009 debido al uso constante y excesivo de cocaína.

ANUNCIO AQUÍ:

 

Qué podemos aprender de este anuncio de la teletienda para nuestro trabajo como copywriters

Para empezar el análisis, hay que decir que este anuncio utiliza en su guion las fórmulas o estructuras de copywriting más comunes en la actualidad.

Distinguimos la fórmula PAS o PASTOR e introduce las habituales llamadas a la acción, CTA´s, bonus y garantías.

Es decir, todo lo que puedes encontrar en una carta de ventas, en un anuncio en RRSS o en cualquier correo electrónico en la actualidad.

Y no solo eso, este anuncio tiene varias cosas que me encantan, y que sirven para obtener varias lecciones ultravaliosas para mejorar tu estilo de copywriting.

Vamos con el análisis.

 

Mete bullet points…

Los bullets points son características convertidas en beneficios y que se basan en la curiosidad porque siempre se omite un elemento:

  Las 3 claves para conseguir…

  El motivo por el cual –Nombre- consiguió mejorar sus ventas

  Esa formación/mentoría que no te cuesta dinero hasta que empiezas a obtener ingresos gracias a ella…

Si sabes usarlos, te ayudarán a que tu mensaje de venta multiplique su efectividad y su carga persuasiva.

 

… y te hace hipnocopywriting en la cara

Porque estas características convertidas en beneficios te taladran la mente con mensajes muy cortos y efectivos, repetitivos y todos acaban con las mismas palabras: Fix It!

Esto es hipnocopy porque a base de repetición, te clava el mensaje en el subconsciente.

 

Usa la lógica

Te muestra el funcionamiento del producto y lo acompaña con la frase: “si quieres verlo con tus propios ojos”.

Luego coge el tío, raya el coche con un clavo en directo, y seguidamente aplica la solución, que es instantánea.

Acaba esta parte diciendo: “Si no lo hubiera visto en funcionamiento, no lo habría creído” … vaya geniacos.

 

Y el neuromarketing

Si te fijas, usa un recurso tan primario (pero que todo el mundo entiende) cuando usa el blanco y negro para referirse al pasado, a las imágenes de cuando te haces rayones en el coche. Con este efecto representa en tu mente lo antiguo, lo obsoleto, cosas que no están tan vigentes.

Y cuando se usa el producto, se pasa al color de nuevo, porque está representando la solución y eso es neuromarketing.

También vemos la repetición de la estructura rayón a boli/solución, rayón a boli/solución repetidas veces con distintas imágenes, todas en primer plano, a lo largo de todo el anuncio.

El mensaje sonoro del anuncio está reforzado en todo momento con las imágenes que prueban lo que está diciendo.

 

Simplifica el lenguaje al extremo

Son anuncios en los que el guion es una carta de ventas, tan amplia como la duración del comercial lo permita.

Por lo general, se dicen muchas cosas en poco tiempo, y esto requiere, como dice mi querido Lewis Dalton, un free bullshit copywriting.

La efectividad de estos anuncios radica en la simpleza de sus mensajes, que son fáciles de entender y seguir sin perderte, incluso si esa no es tu intención.

Un estilo de redacción simple que funciona porque no requiere mucha atención para que se pueda entender.

Alguien que lo está viendo de pasada puede retener y comprender fácilmente lo que se está vendiendo, por eso casi todo el mundo puede citar al menos 2 productos que haya visto en su vida anunciados en la teletienda, aunque los haya visto mientras se queda sopa.

Y todos estos elementos, sumados a los mencionados bonus, las ofertas, las llamadas a la acción y garantías, deberían de serte bastante familiares.

Incluso pone en práctica el stack del que habla Russell Branson para apilar todo lo que te llevas, que debería de costar tal precio, pero que ahora puedes conseguirlo solo por (un precio menor)

 

Anuncios de teletienda adaptados al medio

Un webinar, un anuncio, una landing de ventas, se basan en las técnicas utilizadas en la teletienda de toda la vida adaptados al medio que se requiera digital o físico, offline u online.

Si es un anuncio para redes sociales, si es para poner en una página web, o para hacer el guion de un webinar da igual. Usan las estructuras que desde hace muchos años ya se han usado en la teletienda y antes de la teletienda en mailings masivos.

Espero que este análisis te haya servido para aprender, y para ver que, en la parrilla televisiva, esos espacios que creías muertos, puedes convertirlos en formación y lecciones para mejorar tu estilo como copywriter.

Y hablando de formas de mejorar tu estilo como copywriter y de aprender valiosas lecciones de donde crees que no hay nada.

Tengo algo de lo que quiero hablarte…

“¿Cansad@ de recibir correos electrónicos insulsos en tu bandeja de entrada?

¿A menudo te quedas en blanco cuando tienes que hacer tu trabajo de copywriter?

¿Te gustaría ganarte la profesión como juntaletras profesional?….

Pues… ¡no lo dudes más! Apúntate ahora a mi fantástica newsletter, gratuita, digital y que llega directamente a tu bandeja de entrada.

Consejos frescos

Reflexiones atípicas

Diversión de la buena

Y claves para convertirte en un copywriter capaz de explicar a tu abuela qué demonios es ser copywriter.

Y todo esto, por el increíble precio de…

… ¡Nada!…

Pero aún hay más…”

Bueno, ya no hay más, que se me ha ido la pinza. Creo que el mensaje se capta. Si te he persuadido hasta las trancas, aquí tienes la cajita para suscribirte. 

Portfolio sí o portfolio no

Portfolio Si o No

Aquí se aclara uno de los temas que más controversia suscita en el mundillo del copywriting, sobre todo para los copywriters más inexpertos. Hoy tratamos la importancia (o no) de tener un portfolio.

 

¡Ay! El portfolio. Ese clásico de casi todas las webs hechas a base de plantillas.

A ver, sin paños calientes, en mi opinión, en principio: portfolio NO.

 

Normalmente no sirve para nada y es una forma de, o bien distraer al cliente de contratar tus servicios o de distraerte a ti haciendo un trabajo que no va a reportar excesivos beneficios.

Pero como en el marketing nada es blanco o negro, esta negación del portfolio puede tener ciertos matices. Me explico.

Plantar en toda la cara del usuario tu portfolio, con todo tu… arte, así porque sí. 

¿Por qué? ¿Qué sentido tiene?

¿Te has parado a pensar, qué pasa si este visitante que llega a tu web, que lo ha hecho por referencias, porque ha visto algún trabajo tuyo, o porque le han pasado tu contacto, tiene una tienda de, por ejemplo, mascotas?

Ainssss ¡vaya!

Entre los muchos ejemplos que te has currado subir a tu web, no cuentas con ningún trabajo para una tienda de mascotas, ningún post sobre mascotas, nada.

En este caso el cliente, que el pobre no sabe de copywriting (por eso ha llegado a ti, o está en tu web, porque busca un copywriter), ¿crees que va a saber apreciar tu increíble trabajo para un coach de yoga, para una tienda de ropa, o para cualquier otro negocio que no sea el suyo?

Al no encontrar relación con su producto o servicio normalmente se echará para atrás.

Piensa que las personas que llegan a nosotros suelen les suele costar visualizar, y no entienden que, si les muestras un buen trabajo de copywriting de otro sector, significa que puedes hacer para ellos un trabajo como mínimo igual de brillante.

 

Portfolio NO. Al menos si quieres dedicarte en serio al copywriting

Mira, los clientes quieren para su web a alguien que escriba bien

Esto para ellos es redactar con palabras bonitas, rimbombantes, frases grandilocuentes, en fin, mucho copy de cero sesenta, concepto que ya se ha tratado varias veces en este blog.

En realidad, acabo de malgastar un párrafo explicando qué demonios consideran los clientes que algo es o está bien escrito. Y desde el cariño, no tienen ni puta idea.

Nosotros hacemos copywriting para transmutar palabras en ventas. Eso los clientes no lo saben, ni lo pueden apreciar.

Además, es una forma de rebajarse, en cierto sentido.

 

Es un poco incoherente, sobre todo cuando te encuentras en ciertos niveles, “tener” que mostrar a los clientes que eres válido para el trabajo que requieren.

 

Otra cosa es si te acreditas como un copywriter con experiencia en, por ejemplo, lanzamientos, o haciendo páginas web, cartas de venta, etc.

En este caso sí es normal que te pidan y que debas aportar datos y cifras sobre cuántos leads has logrado con una campaña de captación, cuánto has ayudado a facturar, o que pases alguna captura de alguna landing page.

 

¿Aceptamos portfolio como animal de compañía?

Vale, ¿recuerdas cuando te decía que en marketing nada es blanco o negro, y que este “Portfolio-NO” puede tener ciertos matices? Aquí van.

Si estás empezando, es posible que te interese poner en tu web, o en tu carta de presentación aquellos trabajos, por pocos que sean, que ya hayas hecho.

Si realmente no has hecho absolutamente nada, en otros post de este blog como Vivir del copywriting, El curso de copy más barato de la historia o Qué NO es copywriting tienes varios consejos para empezar a conseguir tus primeros trabajos como copywriter.

Aunque definitivamente, el mejor consejo lo encontrarás en la Entrevista a Daniel Throsell. Aquí, el genio australiano del email marketing da un truco muy bueno para tu portfolio, aunque se trate de tus primeras postulaciones.

En la entrevista cuenta cómo redacta el caso de éxito que mostrar, o que añadir a su portfolio, 5 minutos antes de enviárselo o mostrarlo al cliente. En definitiva, que se lo inventa.

Al final, como tapas la marca, el nombre del cliente, etc. es una forma de mostrar cómo puede quedar tu trabajo expresamente para cada sector, aunque no hayas trabajado antes en él.

El caso es que vea tu estilo de copywriting aplicado a su sector, a su producto, para que lo visualice perfectamente.

Luego está el caso de los copywriters creativos, que no tiene nada que ver con el copywriter de respuesta directa.

En este caso sí es necesario contar con un portfolio. Para estos profesionales es imprescindible volcar en una web, en una carpeta en formato físico o como sea, las campañas de publicidad, slogans y trabajos que ha realizado.

A diferencia del copywriter de respuesta directa, el creativo tiene como principal objetivo trabajar para agencias y las agencias se guiarán por los trabajos que estos han hecho anteriormente.

En este caso, ellas sí sabrán apreciar como tu trabajo, aunque haya sido para un sector completamente distinto, puede adaptarse a cualquier marca, producto o servicio.

 

Así que, ya sabes los casos en los que aceptamos portfolio como animal de compañía, es decir, como herramienta para conseguir más clientes o más ventas.

Pero ya has visto cual es mi postura acerca de tener que acreditar en todo momento el nivel que por referencias, experiencia y trayectoria tienes.

Por eso en mi web no encontrarás portfolio ninguno. Si deseas saber lo que puedo hacer con las palabras, suscribiéndote a la cajita de abajo lo empezarás a comprobar inmediatamente en forma de emails.

¿Te apuntas? Es aquí abajo.