CAAS – Content as a Service – La nueva manera de estar informado

Me meto en el maravilloso mundo del CAAS – Content as a Service –  La nueva manera de informarte y te cuento por qué cada vez hay más gente pagando por recibir contenido de calidad en forma de audio, podcast, email o formato físico.

 

Las newsletters de pago son toda una tendencia al alza en EE.UU. y que ya ha llegado a España. Estas se basan en la suscripción por medio de una cuota para recibir o acceder al contenido que el profesional o la marca emisora de la newsletter ofrece con una periodicidad determinada.

Y lo dicho, ya no solo es una tendencia yanqui, cada vez hay más marketeros, copywriters y profesionales en España de casi cualquier ámbito que monetizan los contenidos que envían a sus suscriptores por correo electrónico u otros medios.

En España contamos con varios casos que han obtenido cierta relevancia por la calidad de su contenido y el valor que ofrecen, como la de Gente Invencible, MusaLeaks o Nudista Investor.

Pero lo cierto es que los boletines han existido durante cientos de años. El primer boletín del que se tiene constancia fue escrito en 1704 y entonces tenían que usar papel, pero hoy en día es posible enviar contenidos de calidad directamente a la bandeja de entrada de email de otra persona

Las newsletter de pago son excelentes para atraer y generar clientes potenciales pero la monetización de los boletines a través de un servicio de suscripción es un fenómeno relativamente reciente.

No obstante, está creciendo en popularidad tal y como demostró en su estudio para conocer el estado en el que se encuentran las newsletters independientes, Chus Naharro.

Pero veamos de qué se tratan estos boletines pagados y cómo implementar ese modelo de negocio.

 

¿Qué son las newsletters de pago?

Las newsletter o boletines de pago son un tipo de servicio basado en suscripción en el que un profesional envía correos electrónicos a sus lectores de forma fija por una tarifa mensual o anual.

Las newsletters de pago son conexiones directas entre el emisor y su público objetivo.

El profesional que envía correos electrónicos de pago tiene el control total de su contenido en todo momento. Las newsletter o boletines pagados pueden enviarse en diferentes formatos, que incluyen:

  • Correo postal: entregando el contenido en formato físico, normalmente una revista o libro.
  • Correo electrónico que entrega un archivo PDF.
  • Un correo electrónico de formato largo sin el descargable.
  • Un área exclusiva para miembros de tu sitio web que pueden visitar solamente previo pago.

En cuanto a las ventajas vs. los inconvenientes de este medio como forma de monetización, encontramos como ventajas que:

  • Ayudan a hacer crecer tu marca.
  • Las newsletter son simples y efectivas.
  • No requieren trabajo extra para monetizar.

Y como contras:

  • Las newsletters de pago requieren bastante más trabajo y contenido.
  • Los lectores tienen mayores expectativas de calidad.

Así es. Una de las cosas a tener en cuenta, son las expectativas de los suscriptores que pagan por recibir información.

 

Tus suscriptores pagan por la información de valor que solo tú puedes darles

En este punto conviene mencionar que una característica de muchas newsletter es el lenguaje llano con expresiones coloquiales, adaptado a la jerga propia del buyer o suscriptor y trasladando siempre la opinión del autor o anécdotas de su vida privada.

Estos últimos elementos, aunque son propios de las newsletter diarias, no suelen aportar nada de valor real, por lo que conviene mantenerlas alejadas o al menos muy controladas en el CAAS.

El triunfo del CAAS se sustenta en gran parte, gracias a las newsletter de pago enviadas por correo electrónico o membresías de contenido. Y es que las tendencias van y vienen, pero el correo electrónico nunca desaparece. Destaca constantemente por encima de otros medios. Actualmente ofrece más rentabilidad, retorno y sencillez que cualquier otro tipo de medio para la promoción online.

 

El CAAS y los MMC: El caso del New York Times

Otra forma de ver el auge del CAAS es el caso del New York Times. Como se muestra en el informe The (not failing) New York Times. Desde más o menos el año 2005, y ante un momento duro para el periodismo y sus ingresos por publicidad, el Times decidió cambiar su modelo de ingresos y con ello, su modelo de hacer periodismo.

Y lo hizo llevando a cabo una serie de cambios profundos en su estructura y equipo. Pero básicamente, lo que le ayudó a marcar la diferencia fue apostar por el CAAS. El Content as a Service ofreciendo a sus lectores la posibilidad de suscribirse y pagar por más calidad en el contenido.

Los suscriptores del New York Times acceden a noticias y reportajes de calidad realizados por las mejores plumas del país. Y lo cierto es que funcionó.

En un momento en el que los ingresos por publicidad estaban cayendo a mínimos en medios de todo el mundo y obligándoles a entrar en la sucia guerra del titular click bait, el Times apostó por el contenido de calidad y actualmente está a la par en cuanto a generación de beneficios con otras grandes plataformas de contenido como Spotify o Netflix.

Otras organizaciones de medios grandes como Business Insider se están moviendo hacia suscripciones premium. Business Insider fue adquirida por la gran empresa de medios Axel Springer en 2015 y ha estado vendiendo suscripciones a boletines premium durante varios años. Las suscripciones de BI Prime y BI Intelligence tienen pruebas “gratuitas” de un dólar, membresía anual e incluso opciones para empresas.  

 

El usuario está listo para pagar por contenido de calidad

En definitiva, los usuarios estamos listos para pagar por contenido de calidad porque estamos hartos de encontrar en Internet solo el contenido que Google nos ofrece. Este es contenido que rankea, pero en muchas ocasiones no es de calidad, no es genuino ni de valor, por lo general, porque este no se posiciona.

Queremos cada vez más contenido de calidad, de autor, que llega con cierta frecuencia a nuestra bandeja de entrada de email y no nos importa pagar por ello.

Es lo mismo por lo que triunfaron las cervezas artesanas aun costando tres veces más que una San Miguel. El usuario online se ha educado. 

Lo que se lleva haciendo años en Estados Unidos es ya una realidad en nuestro país, y en este sentido, pasar de usuarios gratis a compradores democratiza la capacidad de monetizar un contenido. Pero, por otro lado, te va a exigir dar un paso adelante respecto a la calidad y al valor aportado.

Mis contenidos de pago están en el Curso de copywriting más atípico de la historia que es un CaaS de manual.

Pero en mi blog y en mi newsletter me esfuerzo por ofrecerte contenido de calidad y de valor para tu carrera en el copywriting, aquí abajo te dejo la cajita. Recibirás correos electrónicos redactados por mí, en los que te entretengo, te enseño, te divierto y mucho más. ¿Te vienes?

APROVECHA QUE ESTÁS AQUÍ Y SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Si lo haces recibirás de regalo mi ANTI EBOOK ATÍPICO completamente REGALADO.

Vas a aprender grandes lecciones de copywriting y marketing digital.*

*También tiene una receta riquísima al final.

Envío emails CON MUCHA FRECUENCIA sobre copywriting y marketing online. Digo las cosas como las pienso y ello incluye algún taco, alguna opinión no solicitada y algunas cosas un poco raras y aleatorias. No te suscribas si eso pudiera perturbar tu paz mental.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad y confirmar tu email. Tus datos serán guardados en Active Campaign, proveedor de email marketing. Active Campaign también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

¡COMPARTE SI TE HA GUSTADO!

Me llamo Marina Febles.

Soy de Tenerife (Islas Canarias) pero vivo entre Madrid y cualquier rincón del mundo.

Escribo porque me gusta y para ganar dinero.

Lo gano yo y lo ganas tú si me contratas.

Llevo 17 años trabajando en marketing de maneras diversas y en puestos variados.

He tenido muchos trabajos diferentes. También fui bailarina.

Pero los detalles los cuento a mis suscriptores en mi lista atípica porque aprenden mucho.

Hasta de cuando fui bailarina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.