Diferencias entre crítica y troleo

Entérate de una vez por todas de las diferencias que existen entre un hater y troll de Internet, y alguien que elabora críticas o reviews, por muy atípicas que estas sean.

 

Llegó la hora de abrir el cajón de los truenos.

Vamos a quitarnos la careta.

Es el momento de tirar de la manta.

¿Es Atípica Marketing un troll de Internet, una hater?

Señoría, en mi defensa quiero alegar que por supuesto que NO.

– Marina de Atípica Marketing, o sea, yo misma.

 

Defínase-me como crítica, hacedora de reviews, por favor, ese es mi único interés y cometido.

Como si de una Watchmen del copywriting y las prácticas de marketing en Internet se tratara, lo que vengo haciendo en mi cuenta de Instagram y canal de YouTube durante más de año y medio, es criticar y analizar distintos ejemplos de copywriting, además de increíbles entrevistas a los mejores profesionales del sector.

En muchas ocasiones puede que se me haya ido la mano. Que haya elevado el tono.

Puede que mi caliente sangre canaria haya provocado una mala interpretación por la forma de destripar algunos ejemplos de copy

Pero en el fondo, lo que pretendo, es poner en alerta a la comunidad de gente que me sigue cuando se dan casos de copy mal realizado, de promesas exageradas o de vendehumismo premium.

En cualquier caso, también me he preocupado de analizar y hacer reviews positivas de casos fantabulosos de copywriting, ya sea en cartas de venta, en microcopys o en publicaciones de redes.

Anyway, creo que existe cierta confusión a la hora de diferenciar el papel de un crítico y un troll. 

Por eso te dejo aquí una breve guía que te ayudará a tener perfectamente claro qué es cada cosa y a saber cuándo alguien está troleando simplemente por joder y cuando, por lo contrario, tienes delante una crítica o comentario que puede servirte para aprender algo, estés de acuerdo o no.

 

Aprendiendo a diferenciar a haters/ trolls de críticos

Puede que estés o no de acuerdo con lo que un crítico está diciendo. En cualquier caso, la intención de este es hacer una valoración constructiva.

De esta se pueden extraer comentarios útiles porque generalmente:

  • Se proponen formas de mejorar el trabajo u otras prácticas más recomendadas.
  • Para el criticado puede ser una fuente valiosa de información sobre cómo la gente percibe su trabajo.
  • Las críticas pueden ser vistas como una forma de comprender mejor a la audiencia.
  • A menudo los críticos pueden ser muy útiles, pero tampoco hay que tomar su palabra como dogma de fe.

La posición adecuada para con estos comentarios, sobre todo cuando son específicos y reflexivos, es desde la escucha y la humildad.

Es bueno pensar en los críticos como una especie de asistentes, como unos entrenadores que te brindan un nuevo par de ojos, oídos e impresiones. Amplían tu perspectiva.

 

Los haters y trolls, no ayudan nada. 0 en aportación

Luego está el otro tipo de “críticos”. Llamémoslos por lo que son: haters.

No les gusta un trabajo porque, generalmente, no les gusta la persona que lo hace. Es, en definitiva, alguien que nunca va a estar satisfecho o a reconocer el valor de un trabajo.

A menudo la reacción negativa de un hater proviene de sus propios problemas internos.

Los comentarios de un hater suelen incluir insultos, detalles personales, generalizaciones y desafíos.

Estos mensajes que no tienen nada que ver con la crítica, directamente son ataques. Su intención no es elevar los estándares creativos de un contenido o señalar sus fallas sugiriendo formas de mejorar; su intención es menospreciar y provocar.

Utilizan las redes para intentar equilibrar su caótico universo repartiendo parte de la mierda que no pueden procesar en sus vidas a otros que sí que hacen cosas que ellos nunca harían.

Cuando respondes a un hater para defender tu trabajo, discutir sus argumentos o debatir su punto de vista: estás perdiendo el tiempo.

 

Cómo reconocer una crítica sin creer que te están troleando

Tienes que aprender a reconocer cuando alguien te está haciendo una crítica, sea esta más o menos constructiva o acertada, y cuando alguien te está regalando odio por simple deporte.

Esto es importante para no perder el valioso tiempo de tu vida y para aprovechar la oportunidad de aprender cuando la ocasión lo merece.

Por eso, debes saber que un crítico suele reunir todas las siguientes características.

  • Tienen experiencia válida en el asunto que están criticando.
  • Han prestado mucha atención al trabajo de la crítica en sí (como, por ejemplo, grabar, editar y subir un vídeo a Internet…).
  • Ofrecen críticas y/o sugerencias específicas.

Los críticos tienen experiencia válida en el trabajo o el tema. Eso es así.

De hecho, si alguien cumple solamente con los otros dos criterios para ser crítico, pero no tiene la experiencia válida, entonces lo que tienes delante es la retroalimentación de un seguidor. Puede ser útil; pero no es lo mismo que una crítica de un experto.

 

Al troll y al hater, se los mata de hambre

En cualquier caso, todo el que publica en Internet está sujeto a la crítica, así como a que en un momento dado aparezcan trolls o haters.

A estos se los mata de hambre. Ya está. 

La mejor forma de que mueran es no alimentarlos con tu atención en forma de respuesta ofendida.

Ahora ya sabes qué tienes que hacer para manejar perfectamente a los haters.

Primero, lo más importante es saber diferenciar entre haters, críticos y seguidores.

Los críticos son expertos calificados que ofrecen sugerencias reflexivas y específicas para mejorar un trabajo.

Los seguidores son personas que forman parte de tu comunidad, pero no tienen por qué ser expertos calificados en el tema o tipo de trabajo que haces; pueden tener respuestas negativas o positivas a su trabajo.

Los que odian son personas que han decidido que no les agradas ni tú ni tu trabajo, pase lo que pase. No dan comentarios ni críticas; atacan y buscan provocar.

Estos últimos se alimentan de las emociones y reacciones que provocan en sus víctimas

No les des nada. 

Esto es como cuando te dicen que ante un oso o un león no corras porque irá a por ti. Pues igual.

 

Si reaccionas estás perdido.

 

Y si te gusta la crítica buena y constructiva, sígueme en Instagram y en YouTube

 

Mi sección Destripando Copys se basa, tal y como ya expliqué en un post hace unos meses, en analizar a fondo ejemplos diversos de buenas y malas prácticas dentro del mundo del copywriting. 

Además de tener entrevistas con los profesionales más relevantes del sector tanto en castellano, como del otro lado del charco.

Y si quieres el pack completo, puedes suscribirte a mi lista de correo para recibir consejos, tips e historias que te enseñan sobre copywriting y sobre la vida en formato semanal y directamente en tu bandeja de correo electrónico. Aquí abajo, en la cajita. 

APROVECHA QUE ESTÁS AQUÍ Y SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Si lo haces recibirás de regalo mi ANTI EBOOK ATÍPICO completamente REGALADO.

Vas a aprender grandes lecciones de copywriting y marketing digital.*

*También tiene una receta riquísima al final.

Envío emails CON MUCHA FRECUENCIA sobre copywriting y marketing online. Digo las cosas como las pienso y ello incluye algún taco, alguna opinión no solicitada y algunas cosas un poco raras y aleatorias. No te suscribas si eso pudiera perturbar tu paz mental.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad y confirmar tu email. Tus datos serán guardados en Active Campaign, proveedor de email marketing. Active Campaign también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

¡COMPARTE SI TE HA GUSTADO!

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on facebook
Share on email

Me llamo Marina Febles.

Soy de Tenerife (Islas Canarias) pero vivo entre Madrid y cualquier rincón del mundo.

Escribo porque me gusta y para ganar dinero.

Lo gano yo y lo ganas tú si me contratas.

Llevo 17 años trabajando en marketing de maneras diversas y en puestos variados.

He tenido muchos trabajos diferentes. También fui bailarina.

Pero los detalles los cuento a mis suscriptores en mi lista atípica porque aprenden mucho.

Hasta de cuando fui bailarina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.