El mejor corrector del mundo para todo copywriter

Si trabajas como copywriter o aspiras a hacerlo algún día, seguro que tienes una relación extraña y cercana con las correcciones. En este post reflexiono sobre ello y te revelo la mejor forma de corregir tus trabajos de copywriting.

 

Las correcciones y los copywriters, una mezcla explosiva. 

Luego están los clientes por en medio, los editores de la agencia o nuestro propio coco cuando es algo para nuestra marca personal.

En ocasiones demasiadas manos pasan por los trabajos, otras veces, es cosa solo de una persona que tiene que asumir la tarea de corregir el trabajo hasta que esté perfecto para publicar.

En cualquier caso, siempre estamos expuestos a la cometer errores. Eso es un hecho y a mí me pasa constantemente.

El mercado digital, además, se ha llenado de aplicaciones y herramientas que ayudan a los trabajadores de las palabras para que puedan corregir sus trabajos de copywriting y dejarlos perfectos (o eso prometen).

¿Perfectos?

Ya te aviso que en esto, como en la vida en general, la perfección no existe. Con los trabajos que tienes que publicar, subir a la nube o lanzar al usuario en un momento dado, menos todavía.

 

El mejor corrector del mundo para los copywriters

Entonces, ¿cuál es el mejor corrector del mundo para los copywriters? 

Pues algo tan sencillo como es publicar, lanzar, subirlo. Y ya está.

Solo cuando ya has oficializado la publicación de un nuevo post, has enviado ese email o has visto las interacciones de un anuncio te darás cuenta de absolutamente todos los errores que la pieza contenía.

Tal y como reflexionaba con la gran Irene Ferarios en el vídeo de mi canal de Youtube “Destripando copys – Anuncios francamente mejorables”, muchas veces para darse cuenta de los errores más evidentes, es necesario salir al aire, lanzar el anuncio o publicar el contenido.

 

Sobre la filosofía de: “Mejor hecho que perfecto”

Lo de “mejor hecho que perfecto” es una frase que se atribuye a Mark Zuckerberg, el conocido fundador de Facebook.

Esta hace referencia al MVP – Producto Mínimo Viable -, un término que sirve para enfatizar en la importancia de salir al mercado con algo y probar si al público le interesa. Básicamente, pon el producto en circulación antes de pulirlo demasiado.

Esta estrategia te ayuda a posicionarte, pero también a medir la reacción de los usuarios con el producto. De esta manera, corriges en la línea que el mercado te marca.

Con el producto mínimo viable verificamos que algo sale al mercado con sentido y te permite aprender, medir y recoger el feedback de los usuarios para procesar toda esa información y volcarla en una mejora del producto (o un reenfoque del mismo).

Es un proceso rápido porque no tiene sentido dilatar el desarrollo del MVP. Se trata de llegar al mercado rápidamente ofreciendo lo esencial del producto.

 

“Si tu producto está perfecto es que lo has sacado tarde”

Esta es otra quote que hace referencia al mismo concepto. Mejor hecho que perfecto, lánzalo, súbelo, entrega ese email, publica ese anuncio. Y luego podrás hacer modificaciones con sentido.

Con esto no me refiero a que te precipites y entregues trabajos poco profesionales. Hechos a vuela pluma y enviados sin apenas una lectura. No, ni de coña.

Por supuesto debes introducir una fase de corrección y edición de lo escrito en tu proceso de creación.

Pero lo que vengo a decirte es: ¡no te rayes!

No demasiado al menos.

Ten en cuenta que, por mucho que dejes pasar un día, o el tiempo que tengas estimado para releer tus trabajos de copywriting o de redacción de contenidos, llega un momento que tus ojos no son capaces de detectar muchas veces ni lo más evidente.

Por otro lado, está la posibilidad de caer en esa enfermedad llamada “parálisis por análisis”. Algo en lo que es muy sencillo entrar cuando intentas sobrecorregir tus trabajos de copywriting.

 

Conoce algunos correctores de texto que te pueden ayudar con tus trabajos de copywriting

Hemingway, Lorca o Grammarly son herramientas que se han creado para ayudar a los copywriters y demás profesionales de la escritura a dejar sus trabajos niquelados.

Hay muchos más, pero estos tres son un buen ejemplo para entender la ayuda que te pueden prestar, que es importante pero en ningún caso definitiva.

Todos estos “ayudantes digitales” se contemplan dentro de la fase de corrección que todo profesional incluye en el desarrollo de su trabajo diario. 

Pero no van a solucionarte la vida con todos los tipos de errores que se pueden cometer y que, de hecho, se cometen a la hora de publicar emails, artículos, vídeos, anuncios, etc.

Si no fuera así posiblemente no existiría “Destripando copys”

En cualquier caso, para que conozcas las herramientas, Hemingway (solo en inglés) se centra en la legibilidad, algo que los redactores publicitarios suelen pasar por alto al escribir.

Esta herramienta tiene métricas de contenido como el nivel o grado de legibilidad, el tiempo al leer determinado número de palabras, el recuento de palabras, de oraciones y de párrafos. Correcciones sobre el uso de adverbios, detección de voz pasiva, sugerencia de frases alternativas más simples en las oraciones difíciles de leer, etc.

Por su parte, Grammarly (solo en inglés) te ayuda en temas como la detección del plagio, el análisis del estilo de escritura, el número de palabras repetidas, etc. Puedes cambiar en el texto la intención, el nivel de formalidad, estilo o tono según la audiencia, etc.

La versión española de estas dos herramientas, sería Lorca. Una herramienta correctora, detectora de plagios, analizadora del estilo, etc.

Como te he dicho, estas herramientas son importantes para tu fase de corrección, pero lo más definitivo de todo, es publicar, lanzarlo, sacar tu copy a la luz.

Si quieres escuchar más reflexiones, historias y consejos para dejar tus trabajos de copywriting en el punto exacto y perfecto, en mi newsletter suelo dejar píldoras sobre esto y muchos otros temas que seguro pueden interesarte.

Si quieres caer por la madriguera del conejo, literalmente, aquí abajo está la cajita para ello.

APROVECHA QUE ESTÁS AQUÍ Y SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Si lo haces recibirás de regalo mi ANTI EBOOK ATÍPICO completamente REGALADO.

Vas a aprender grandes lecciones de copywriting y marketing digital.*

*También tiene una receta riquísima al final.

Envío emails CON MUCHA FRECUENCIA sobre copywriting y marketing online. Digo las cosas como las pienso y ello incluye algún taco, alguna opinión no solicitada y algunas cosas un poco raras y aleatorias. No te suscribas si eso pudiera perturbar tu paz mental.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad y confirmar tu email. Tus datos serán guardados en Active Campaign, proveedor de email marketing. Active Campaign también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

¡COMPARTE SI TE HA GUSTADO!

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on facebook
Share on email

Me llamo Marina Febles.

Soy de Tenerife (Islas Canarias) pero vivo entre Madrid y cualquier rincón del mundo.

Escribo porque me gusta y para ganar dinero.

Lo gano yo y lo ganas tú si me contratas.

Llevo 17 años trabajando en marketing de maneras diversas y en puestos variados.

He tenido muchos trabajos diferentes. También fui bailarina.

Pero los detalles los cuento a mis suscriptores en mi lista atípica porque aprenden mucho.

Hasta de cuando fui bailarina.

2 comentarios en «El mejor corrector del mundo para todo copywriter»

  1. Yo recomiendo Enclave RAE. Es económico, va bastante bien, excepto algunas correcciones machistas típicas de la RAE (nótese la ironía) y tienes muchos más recursos.
    Gracias por tus post.
    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.